El Comercio

Los coches eléctricos se caen de la flota municipal

Vehículos eléctricos utilizados por el Ayuntamiento hasta ahora, el día de su presentación en 2012.
Vehículos eléctricos utilizados por el Ayuntamiento hasta ahora, el día de su presentación en 2012. / E. C.
  • Para el próximo mes de febrero está prevista la adquisición de una docena de motos eléctricas para uso de la Policía Local

  • Los servicios del Ayuntamiento se quedan sin este medio de transporte justo cuando empieza la Semana de la Movilidad

El Ayuntamiento de Gijón ha dado carpetazo al ahorro ecológico en el transporte de sus trabajadores. Los ocho vehículos eléctricos que, desde hace cuatro años, eran utilizados y compartidos por la plantilla municipal en sus diferentes funciones han pasado a la historia. Ya no forman parte de la flota municipal desde principios de esta semana. Se da la circunstancia de que esta 'baja' coincide con el inicio de la Semana de la Movilidad en la que el propio Consistorio apuesta por promover el transporte limpio para luchar contra la contaminación en la ciudad.

Pero, ¿qué sucedió con los actuales vehículos eléctricos de uso municipal? Simplemente, que el contrato de 'renting' de la flota municipal firmado con una nueva empresa no recoge este tipo de servicio, como sí lo hiciera en el año 2102. Por entonces, el Ayuntamiento suscribió un 'renting' para 54 vehículos (24 industriales, 20 utilitarios con motor de combustión, 2 híbridos y 8 eléctricos). Este contrato concluyó en marzo de este año y fue prorrogado seis meses a la espera de convocar un nuevo concurso.

Cerrada esta nueva fase administrativa, la empresa adjudicataria no se comprometió a continuar con el servicio de los coches eléctricos y esta misma semana han tenido que ser devueltos por los diferentes servicios que hacían uso de los mismos, básicamente en Tcrea, licencias, inspección, jardines y obras públicas. De hecho, EL COMERCIO ha podido saber que ya se están negociando servicios de taxis para las próximas semanas, pues es habitual que, por su función, los trabajadores municipales tengan que desplazarse a lugares del municipio no siempre cercanos. Antes disponían de los vehículos eléctricos, considerados eficaces y nada contaminantes. Desde esta semana, ya no. Al menos de momento, los puntos de recarga, por lo que se refiere a los coches municipales, quedarán inoperativos y los vehículos no podrán ser compartidos. Así lo dice el nuevo 'renting' municipal.

Según se destacó en su día, cuando empezaron a ser operativos, los ocho coches eléctricos supondrían al Ayuntamiento un ahorro anual de 3.500 euros en combustible y 6.700 kilogramos de CO2 menos. De momento, ese ahorro y la minoración del aporte en contaminación han quedado en suspenso.

Las motos, sí

Mientras que los coches eléctricos se caen de la flota municipal, todo hace indicar que sigue adelante la idea de dotar a la Policía Local, a los agentes que hacen su trabajo casi de policía de cercanía, de motos eléctricas. El modelo elegido, que se muestra en la fotografía, es uno de la marca BMW, con una autonomía de cien kilómetros y una velocidad máxima de 120 kilómetros a la hora.

La tramitación es larga y se pretende que los agentes locales puedan estrenar sus nuevas motos eléctricas para el mes de febrero del próximo año. Al igual que con los coches, se pretende rebajar el gasto de consumo y de contaminación del aire en la ciudad.

Temas