El Comercio

El Natahoyo espera por un nuevo aparcamiento frente al colegio Lloréu

  • «A la hora de salida y entrada a clase se juntan en la zona muchísimos coches estacionados en doble fila y donde pueden, lo que dificulta el tráfico», explica el presidente de la asociación vecinal Atalía, Álvaro Tuero

La vuelta al cole volvió a poner de manifiesto esta semana la necesidad de un nuevo parking en las inmediaciones del colegio público Lloréu, que desde hace mas de dos años vienen reclamando los vecinos. «A la hora de salida y entrada a clase se juntan en la zona muchísimos coches estacionados en doble fila y donde pueden, lo que dificulta el tráfico», explica el presidente de la asociación vecinal Atalía, Álvaro Tuero. Frente al centro, al otro lado de la avenida de Juan Carlos I, hay un solar que proponen para acoger el nuevo aparcamiento. «Contamos con el visto bueno de las instituciones implicadas, solo falta la ejecución», indica.

Lo mismo sucede con otra añeja petición vecinal referida a la misma vía. «Mucha gente que reside en el viejo Natahoyo nos pide que se instaure un giro a la izquierda desde Juan Carlos I hacia la calle Lealtad para que quienes vengan por ahí desde La Calzada no se vean obligados a bajar hasta la plaza del Padre Máximo González, hacer un cambio de sentido y volver a subir», indica. A estas dos peticiones, registradas hace dos años, se sumaron, a finales de 2015, sendas reclamaciones para que se efectúen obras de reparación tanto en la avenida de Galicia como en Juan Carlos I, que «están deshechas y presentan baches que hacen peligrar la integridad física de motoristas y ciclistas».

Inscripción para los talleres

El local de la asociación, estos días en plenas obras de instalación de un ascensor, acogerá, a partir de octubre, talleres de pintura al óleo, encaje de bolillos, punto de cruz, gimnasia, método pilates, manualidades, marroquinería, patchwork y bailes de salón. «La inscripción está abierta desde el pasado 9 de septiembre», indica Tuero.