El Comercio

106.082 preservativos repartidos a lo largo de 2015

Masculinos, femeninos, de sabores y colores, cuadrados de látex para el sexo oral... Durante el pasado 2015 el Comité Ciudadano Anti Sida del Principado de Asturias repartió más de cien mil profilácticos de todo tipo. En concreto, fueron 106.082 y la gran mayoría, 92.558, se distribuyeron a través del Proyecto Luna, que la entidad lleva a cabo desde hace años con trabajadores sexuales. La inmensa mayoría de los 1.200 trabajadores del sexo que el programa tiene 'fichados' son mujeres. El resto del material anticonceptivo y de protección contra enfermedades de transmisión sexual que repartió en 2015 el comité, 13.524 unidades, formaba parte de los programas de prevención e información que la entidad lleva a cabo en centros educativos y zonas de ocio a lo largo del año.

Pero ésta es solo una de las múltiples caras que tiene este organismo que en 2017 cumplirá treinta años. Los mismo que lleva prestando apoyo psicológico y acompañando a quienes portan el VIH y a su entorno, pues fue su primer cometido. Pronto se sumaron otros programas, como el de reparto de 'sanikits' entre la población toxicómana para evitar el uso compartido de jeringuillas y la ayuda a domicilio que prestan voluntarios que ya pasaron por la experiencia a quienes acaban de saber que son seropositivos.

Fraude

El grueso de la financiación con que trabajar el comité procede de una subvención que reciben de forma anual del Principado y que se completa con la ayuda que suele prestar el Ayuntamiento de Gijón para los actos del 1 de diciembre. «Nunca pediremos dinero por la calle y jamás mercantilizaríamos el lazo rojo, que para nosotros es un símbolo importantísimo», asevera la presidenta del comité, Loly Fernández. No es la primera vez, advierte, que personas ajenas a la entidad tratan de ganar dinero de forma fraudulenta diciendo que es para el comité.