El Comercio

Cuatro nuevas rutas seguras para los colegiales gijoneses

  • Río Piles, Campoamor, Lloréu y La Escuelona se suman al programa de movilidad escolar durante este año

Reducir emisiones, promover el transporte limpio y volver a convertir el camino en un paseo ritual entre amigos. Ese es el objetivo de los denominados caminos escolares seguros, una propuesta impulsada por el Ayuntamiento, Policía Local y DGT que actualmente ya cuenta con algunos centros adscritos. «Intentamos cambiar los hábitos de desplazamiento de los más pequeños, fomentando su autonomía y animándoles a que acudan al colegio andando o en bicicleta», explicó Montserrat López, concejala de Educación y Cultura, en la presentación de la Semana Europea de la Movilidad.

El objetivo del Consistorio es, por tanto, ampliar a cuatro centros educativos la posibilidad de contar con un acceso libre de vehículos seguro. En concreto, los colegios elegidos son el Ramón de Campoamor, Lloréu, Río Piles y La Escuelona. Según informan, los más pequeños podrán empezar a recorrer el camino que separa sus casas de los centros educativos de manera autónoma, gracias a vías de circulación preferente que serán señalizadas con «huellas pintadas y frases que conciencien a los escolares» de los buenos hábitos de circulación. La Escuelona será el primero en trazar un camino a seguir por los chavales, con distintos puntos de recogida para que, en el transcurso del recorrido, los alumnos se vayan sumando en función de su domicilio.

Un transporte sostenible

Según apuntan desde el Consistorio, es esencial contar con la colaboración de «todos los agentes implicados», aludiendo sobre todo al papel de los padres de los estudiantes: «Hace años hacíamos recorridos más largos mientras recogíamos a los amigos por el camino y no había ningún tipo de problema», opina López. Actualmente, los colegios Laviada, Jovellanos y Jove ya han puesto en marcha el plan de movilidad. De cara a esta Semana Europea de la Movilidad, distintos colectivos han confeccionado una programación en la que predominan el transporte público, el uso de la bicicleta y la apuesta por las ciudades accesibles. En definitiva, intentar dar pasos con el objetivo de «ponerse a la altura de Europa».

Uno de los días clave de las jornadas será el jueves 22, coincidiendo con la convocatoria del día sin coche, que incluirá el cierre temporal de la avenida Rufo García Rendueles entre las calles Menéndez Pelayo y Domínguez Gil. Las asociaciones Asturies Con Bici y 30 Días en Bici, por su parte, ejercerán de dinamizadores al organizar distintas rutas y charlas con el objetivo de concienciar a la población gijonesa de subirse a las dos ruedas. Hoy, a las 11 de la mañana, se convoca una 'biciescuela' en la explanada del palacio de deportes de La Guía, mientras mañana, a las 11.30, se dará cita una marcha ciclista por las calles de la ciudad con salida desde la plaza Mayor.

Temas