El Comercio

La oposición exige premura en la solución de las inundaciones

José María Pérez conversa con Manuel Arrieta, Vidal Gago, César González, Marina Pineda y María López Castro, ayer durante la visita de concejales y técnicos a la zona dañada.
José María Pérez conversa con Manuel Arrieta, Vidal Gago, César González, Marina Pineda y María López Castro, ayer durante la visita de concejales y técnicos a la zona dañada. / J. PETEIRO
  • El PSOE recuerda que la empresa de aguas dispone de 28 millones de reserva y PP y Ciudadanos piden que se habilite una línea de ayudas a los afectados

«No es comprensible que en esta ciudad tengamos una empresa de aguas con 28 millones de euros de reserva para inversiones sin utilizar y quince meses después de las inundaciones sigamos sin tener encima de la mesa un horizonte claro de cómo abordar este problema». Con estas palabras finalizaba el portavoz municipal socialista, José María Pérez, su visita a los afectados por las inundaciones en La Calzada. Si los vecinos y comerciantes tuvieron que soportar el pasado jueves la tromba de agua, al Gobierno local y la Empresa Municipal de Aguas (EMA) les tocó ayer capear el aluvión de críticas vertidas por todos los grupos de la oposición.

Mientras Pérez hacía hincapié en que en estos años «no se hizo nada, no se invirtió un euro» para mejorar la red de saneamiento, lo que hace que «episodios de lluvia intensa como el del jueves se acaben convirtiendo en un problema grave para la ciudad», su homólogo en el PP, Mariano Marín, culpaba a Foro de «no prever la situación de riesgo ni poner en marcha medidas correctoras que impidan que los vecinos sufran las consecuencias».

Tras visitar los edificios afectados, el popular recordó que el 13 de junio de 2015 la corporación «se inició con unas inundaciones similares, toda una premonición» y criticó que todavía no se pusiera en marcha la licitación para redactar el proyecto del pozo de tormentas del Arbeyal, que «lleva años sobre la mesa del Gobierno municipal». Instó también a Foro a reunirse con los afectados, personarse en la zona para levantar acta de todos los daños ocasionados y tramitar todos los requisitos necesarios para que los seguros se hagan cargo de los desperfectos cuanto antes. «Si fuera necesario, el Gobierno local deberá dotar, con carácter urgente, una nueva línea de ayudas para las personas damnificadas», agregó.

Una propuesta, ésta última, que coincidió con la que lanzó el portavoz municipal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, quien manifestó su intención de plantear, en la próxima comisión de Hacienda, «la habilitación de una línea de ayudas extraordinarias destinadas a cubrir los desperfectos cuyo importe no se vio cubierto por los correspondientes seguros o por las ayudas que se ofrecen desde el Gobierno central». Sarasola también abogó por ofrecer información y asesoramiento a los afectados a la hora de reclamar y exigió «acelerar al máximo la construcción del pozo de tormentas».

En este sentido, el concejal de Xixón Sí Puede Mario Suárez hizo hincapié en la necesidad de contar con este tanque a la hora de evitar situaciones como la vivida el jueves. «Vemos como quince meses después se reproduce el problema del 13 de junio de 2015 porque desde entonces aquí no se hizo nada», criticó. Premura es también lo que pedía Aurelio Martín, de IU, quien recalcaba que «no puede ser que pasen los meses y los años y sigamos igual. Es necesario que el procedimiento se acelere lo máximo posible y, mientras tanto, se intente ver la fórmula de compensar los daños. Lo que no se puede permitir es que en enero o febrero se repita la situación y tengamos la redacción del proyecto sin licitar», insistió.

Adiós a la madera triturada

También estuvo en La Calzada el concejal de Mantenimiento y Obras de Infraestructuras, Manuel Ángel Arrieta, quien anunció acciones inmediatas para tratar de paliar el efecto que puedan tener las lluvias torrenciales en la ciudad. «Ya di orden a Parques y Jardines de eliminar la madera triturada que hasta ahora se viene utilizando en las zonas verdes para evitar el crecimiento de malas hierbas y que tiene el inconveniente de flotar en el agua y tupir los sumideros. En su lugar optaremos por áridos pétreos», explicó. Se mostró también dispuesto a llevar a cabo otras acciones inmediatas, si así se requiere desde la EMA, como la construcción de nuevos sumideros. En cuanto a las reclamaciones, Arrieta recordó que ya se abrió un cauce a través del Departamento de Atención al Cliente de la EMA y señaló que la idea es «intentar solventarlas directamente desde el Ayuntamiento, pues «en general, salvando algunos casos, serán pequeñas cosas que se podrán asumir».

Temas