El Comercio

El Principado, abierto a flexibilizar las condiciones de los planes de empleo

Reunión del pacto de concertación celebrada ayer.
Reunión del pacto de concertación celebrada ayer. / AURELIO FLÓREZ
  • El Ayuntamiento acepta revisar la instrucción que regula la venta ambulante y los mercadillos

El Gobierno del Principado se ha mostrado abierto a flexibilizar algunas de las condiciones que regulan la convocatoria de planes de empleo con financiación regional. En el encuentro celebrado el jueves entre la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, y el consejero de Empleo, Industria y Turismo, Francisco Blanco, este último «aceptó estudiar» varias de las propuestas presentadas por la regidora, quien recientemente advirtió en una carta de los problemas que entraña para el Ayuntamiento el modelo actual, pues obliga a desembolsos adicionales y supone un riesgo ante la posibilidad de demandas de los beneficiarios.

Una de las peticiones que parecen tener el visto bueno del Gobierno regional es que hasta un 10% de los contratos se dediquen a personas con discapacidad en la modalidad de formación y aprendizaje. El 75% del tiempo correspondería a desempeños laborales -con cargo al Principado- y un 25% restante a formación -pagada por el Ayuntamiento-, lo que serviría a los beneficiarios para mejorar su capacitación de cara al futuro.

La segunda cuestión que podría llegar a buen puerto tiene relación con la duración de los contratos. El Principado seguirá obligando a que cada beneficiario esté contratado un mínimo de un año. Sin embargo no tendrá por qué ser con un único contrato que dure ese tiempo. El Ayuntamiento podrá ir encadenando contrataciones de una misma persona para diferentes trabajos. Así, al estar obligado a que los contratos sean por obra y servicio, no tendrá por qué adjudicarles tareas que necesariamente duren esos doce meses.

El tercer punto de encuentro tiene que ver con los plazos para justificar la subvención que el Ayuntamiento recibe de la administración regional. Hasta ahora todas las contrataciones debían estar hechas como muy tarde el 31 de diciembre, lo que complica seguir un proceso riguroso de selección de los beneficiarios. El Principado está dispuesto a ampliar esa fecha hasta el 31 de marzo.

El gobierno municipal dio cuenta de ese encuentro durante la reunión de seguimiento del pacto de concertación social celebrado ayer en el Ayuntamiento, primera que se celebra desde la firma del nuevo acuerdo Gijón Crece 2016-2019. En la misma, también manifestó su disposición a negociar cambios en la instrucción que regula la venta ambulante, tras las polémicas de las últimas semanas en torno a la celebración de diferentes mercadillos callejeros.

Temas