El Comercio

«La política basada en la subvención lleva al fracaso», dice Couto

  • Tras la negativa de la UE a conceder ayudas para el desarrollo de la ZALIA, Foro pide al Principado que centre el proyecto en el uso de fondos propios

El portavoz de la junta de gobierno, Fernando Couto, cree que la negativa de Bruselas a conceder las ayudas solicitadas por el Principado para el desarrollo de la ZALIA supone un varapalo a «una forma de hacer política en la que todo se fía a las subvenciones, pese a que es conocido que ese camino siempre lleva al fracaso». En este sentido, el concejal de Foro insta al Gobierno regional a vincular el futuro del proyecto a la aportación de fondos propios. «De otra manera, el resultado será el esperado», apuntó.

La concepción de la zona logística no parece convencer a la Unión Europea, que aprecia lagunas suficientes como para rechazar la aportación de fondos comunitarios. La primera es que El Musel, puerto clave para el éxito de este proyecto, no está a día de hoy en el Corredor Atlántico diseñado por Europa y probablemente no lo esté hasta el año 2030, cuando menos, dentro del proyecto Core Network. El citado corredor discurrirá muy lejos de Asturias, desde Portugal a Alemania.

El puerto gijonés está considerado por Europa como de «segunda división» y fuera de las terminales evaluadas como «de primera» y que componen los nueve corredores europeos, dos de los cuales (Atlántico y Mediterráneo) incluyen puertos españoles. En España solo dos puertos, de un total de 68 en toda Europa, están en esa máxima consideración. Son los de Bilbao y Algeciras. El resto, los de «segunda», un total de 36, deberán esperar al menos hasta el año 2030 para recibir ayudas europeas para el desarrollo de sus infraestructuras.

Sin aportación europea no hay posibilidades de desarrollo y la ZALIA, ligada al movimiento portuario, tiene un futuro más bien incierto. La pasada semana, tras conocerse que la sociedad debería hacer frente al pago de 4,4 millones de euros más a los propietarios de terrenos en San Andrés de los Tacones que fueron expropiados para el desarrollo de este espacio, la alcaldesa advirtió de que el Ayuntamiento de Gijón no está dispuesto a aportar más fondos a este proyecto. «Nosotros ya nos plantamos. Se terminó lo de poner dinero en la ZALIA. Si es necesario, que lo ponga el Principado», señaló. La regidora recordó que cuando en 2013 fue necesario refinanciar la sociedad, otros socios como las autoridades portuarias o el Ayuntamiento de Avilés no asumieron su parte, algo que sí hizo Gijón.