El Comercio

Seis presuntos narcos afrontan 22 años de prisión por traficar con hachís y coca

  • La denominada 'operación Torcecuellos' permitió en 2013 desmantelar la trama y decomisar 300 kilos de hachís y 1.421 gramos de cocaína

Seis supuestos narcotraficantes se sentarán mañana en la Sección Octava de la Audiencia Provincial acusados de formar parte de una red ilícita dedicada a la venta de cocaína y hachís en la ciudad. La fiscalía solicita para ellos condenas que ascienden a 22 años y 9 meses de prisión.

La denominada 'operación Torcecuellos' fue llevada a cabo por la Guardia Civil. Las investigaciones arrancaron en mayo de 2013 y permitieron el decomiso, varios meses después, de 300 kilos de hachís y 1.421 gramos de cocaína. La operación recibió el nombre de la postura corporal del cabecilla, J. L. G. S., residente en el barrio de Montevil y quien cumplió prisión preventiva por estos hechos. Se enfrenta a una pena de cárcel de cinco años y nueve meses, además de una multa que asciende a 324.928 euros. A raíz de su detención, «se pudo verificar que poseía un gran patrimonio inmobiliario, ya fuese a su nombre suyo o de sus familiares». En total, se localizaron siete inmuebles valorados en 829.000 euros (cuatro pisos y tres trasteros) y productos financieros por valor de otros 482.000 (430.000 euros en cuentas corrientes, 28.000 en fondos de inversión, 12.000 en depósitos y 12.000 en acciones).

«Para ocultar el blanqueo, pagaba por la simulación de contratos laborales», apuntó entonces la Guardia Civil. En su domicilio de Montevil los investigadores hallaron, dentro de un mueble del salón, ocho placas de hachís y tres trozos de dicha sustancia. «En el trastero de su propiedad ubicado en la calle Velázquez encontraron cuatro paquetes de hachís. En otro trastero de la calle de Ramón Areces, fueron localizados cuatro paquetes de aproximadamente un kilo de hachís, dos paquetes de medio kilo y 20 tabletas de unos cien gramos; dentro de una maleta de deporte azul había otro kilo de hachís», recoge el informe de la acusación pública.

En el domicilio de otro de los acusados, F. J. G. C., en la calle de Sor Juana de la Cruz, localizaron una mochila con cuatro kilos de hachís. Afronta cuatro años de prisión y una multa de 44.424 euros. Los otros cuatro acusados de forma parte de la trama -R. P. M., J. M. M. C., J. R. F. y S. M. G. J.- serán también juzgados por un delito contra la salud pública. Para ellos el representante del ministerio fiscal solicita pena de privación de libertad que van de los 3 a los 4 años de prisión.

Sin levantar sospechas

Las sustancias estupefacientes incautadas por la Benemérita habrían alcanzado en el mercado negro unos 600.000 euros de valor. Un alto importe que contrasta con la modestia con la que aparentaban vivir los acusados, que extremaban las preocupaciones en sus desplazamientos fuera la ciudad, viajando por carreteras secundarias para eludir los controles policiales.