El Comercio

El auge de la alimentación ecológica abre negocios

vídeo

Isabel Gutiérrez muestra un paquete de quinoa andina, en su tienda de productos ecológicos. / J. PAÑEDA

  • El consumo de productos veganos, vegetarianos o ecológicos aumenta en los últimos años impulsado por la creciente oferta

  • «Las personas cada vez son más conscientes de la importancia de comer de una forma adecuada», dice Isabel Gutiérrez

Tacos de lentejas con salsa verde y pico de granada y mango, arroz con crema de espinacas y piñones o quinoa con leche de almendras. Un plato vegetariano, otro vegano y dos productos ecológicos. Son solo algunos ejemplos de un tipo de comida que cada vez gana más adeptos. Como respuesta a esta demanda, en los últimos meses son varios los negocios que han abierto con una oferta enfocada a las dietas saludables. Vanesa Delgado, gijonesa de 41 años y vegana desde 2012, es una asidua de estos comercios. «Ser vegana es una forma diferente de alimentarse, que no es ni mejor ni peor que el resto de dietas», dice. Sin embargo, ella le ve beneficios en muchos sentidos. «Soy vegana porque mi ética hace que no pueda comer animales», explica. No solo eso, sino que no consume ningún tipo de productos de origen animal, ni leche, ni huevos, ni miel. El hecho de consumir alimentos nuevos en su dieta hizo que Vanesa se reinventara y comenzara a cocinar recetas veganas. «Es una nueva forma de comida a la que ya estoy acostumbrada y que me encanta», señala. Para acordarse comenzó a integrarlas en un blog, que cada vez cuenta con más seguidores. «Pretendo que las personas conozcan los alimentos veganos, ya que para muchos son platos desconocidos. Las personas que los prueban se sorprenden de lo ricos que están», comenta mientras prepara unos macarrones con salsa de calabaza y puerro.

Muchos consumidores creen que estos productos no son más que una moda pasajera, pero sus defensores insisten en los beneficios. «Desde que abrimos en 2014 hemos notado un aumento de clientela debido a que la información de este tipo de alimentos está al alcance de cualquiera. Hace algunos años hablar de veganos o de la quinoa era algo totalmente desconocido», explica Aida Vallina, dueña, junto a Pablo Rodríguez, de un establecimiento en Gijón que vende bebida y comida 'bio'. Ambos decidieron abrirlo tras vivir varios años en Hawai, donde la población lleva una vida tranquila y saludable. «Son muchos los pequeños negocios que vendían zumos prensados en frío, como hacemos ahora nosotros, para preservar los nutrientes y nos llamó mucho la atención», explica Vallina. Este sistema preserva los nutrientes y las vitaminas, pues al estar prensado tienen menos óxido. Los 'smoothies' son otra de las bebidas que más demandan los amantes de la comida verde. Se trata de unos batidos de frutas y verduras orgánicas elaboradas en el momento. Son bebidas que tienen mucha fibra, a diferencia de los zumos prensados.

Rico en vitaminas y nutrientes

El gusto por lo 'bio' no entiende de edades. Hay consumidores jóvenes, pero también mayores que, explica Vallina, «en vez de tomarse pastillas para bajar el colesterol, las sustituyen por alimentos naturales». Mejorar la salud, el respeto por la vida animal o la ética son algunas de las razones por las que cada vez más personas ponen en práctica alguna de las variantes del vegetarianismo. Aunque expertos en nutrición como el doctor Florentino Casal no están muy de acuerdo con la dieta vegetariana de una manera estricta. «El hecho de no consumir proteína animal hace que el ser humano carezca de vitaminas muy importantes para el buen desarrollo del organismo». Casal asegura que las consecuencias se verán a largo plazo.

La Vaina fue el primer restaurante en Gijón que optó por ofrecer productos vegetarianos. «Son muchos los beneficios de estos productos para el organismo», comenta Mónica Mongue quien, junto a Chema Castro, se encarga del negocio. Alimentos que a la hora de cocinarlos no se pierden tan rápido como la carne o el pescado, sino que aguantan mucho más. «Esta es una de las ventajas que tenemos, aunque está claro que la ganancia también es menor. No vale lo mismo una lubina que una ensalada de verduras», bromea Vallina. Su clientela es muy variada: «Vienen vegetarianos, pero también muchas personas que quieren probar cosas nuevas».

Esto mismo fue lo que quisieron hacer Isabel Gutiérrez y Ana Rilla cuando decidieron adentrarse en la aventura de abrir un negocio saludable: probar algo nuevo. Estas dos gijonesas pensaron en sus dos pasiones: el deporte y la comida ecológica, un tándem perfecto para poner en marcha una tienda en la que despachan ropa deportiva y alimentos 'bio' bajo la etiqueta de 'productos para una vida sana'. «Se nota una mejoría en el organismo», apunta Isabel. En este sentido, el doctor Casal apunta que «cuanto más naturales y sanos sean los productos mucho mejor». La quinoa, por ejemplo, es uno de lo más demandados. De hecho, la tienda de Isabel y Anase ha convertido en el único punto de venta en España de un tipo de quinoa original andina. «Muchas personas llegan animadas por otras. Una vez que los prueban repiten, pues notan los beneficios», afirma. El consumo de diferentes tipos de comida, sostienen, es la mejor forma de llevar una dieta equilibrada. Por ello, instan a probar platos nuevos que en muchas ocasione sorprenden al consumidor.

Temas