El Comercio

Eva Illán.
Eva Illán. / CITOULA

Illán atribuye al periodo estival la baja demanda de ayudas energéticas

  • Recuerda que aún queda un mes para presentar las solicitudes y promete reforzar en octubre la publicidad de la convocatoria

La concejala de Bienestar Social, Eva Illán, atribuyó ayer la baja demanda de ayudas al pago de la luz y el gas al periodo estival. «En verano, exceptuando las becas de comedor, siempre ha habido una especie de paralización y de reducción de las tramitaciones. Pasa con el salario social y con las ayudas de emergencia, y es algo que ya habíamos advertido». El lunes la edil informó en comisión de que hasta el momento solo se han recibido 618 solicitudes para optar a la ayuda de 350 euros que el Ayuntamiento ofrece a las familias con pocos recursos para hacer frente a sus gastos de consumo energético. La cifra contrasta con las 1.500 peticiones de 2015. Illán, no obstante, recordó que el plazo aún está abierto y que el año pasado no se solicitaron datos intermedios, por lo que no se puede establecer una comparativa.

La convocatoria se cerrará el 31 de octubre y la responsable de Binestar Social cree que no será hasta el último mes cuando se produzca «un mayor volumen» de solicitudes. Para contribuir a ello, explicó que su departamento tiene previsto un refuerzo de la campaña informativa sobre estas ayudas, precisamente para octubre. Aunque prometió «estudiar» la propuesta del PSOE de ampliar el plazo de admisión más allá de esa fecha, consideró que «con la difusión que vamos a hacer, un mes es más que suficiente». Aún así, añadió que «no nos cerramos a ninguna posibilidad, siempre que se garantice que queda tiempo suficiente para tramitar las solicitudes antes de que acabe el año».

El ejemplo de Barcelona

La concejala recordó que en otras ciudades la puesta en marcha de ayudas similares a la planteada en Gijón también tuvo resultados inferiores a lo previsto. Puso el ejemplo de Barcelona, «que con dos millones de habitantes solo tuvo 4.000 solicitudes». Consideró que «si a pesar de los esfuerzos la demanda sigue siendo contenida, a lo mejor tenemos que plantearnos lo mismo que han hecho allí y en lugar de dar ese dinero buscar otras vías». En la Ciudad Condal se crearon oficinas de asesoramiento a las familias para que reduzcan sus gastos energéticos.

Ana Castaño, de IU, calificó de «vergonzante la excusa de que en verano se piden menos ayudas» y añadió que «aquí no hay ningún problema técnico ni de plazos, solo una gestión nefasta».