El Comercio

La mesa de contratación elige a la empresa francesa Blachere para la iluminación navideña

Iluminación navideña de la calle Corrida en 2006, diseñada por Blachere, la empresa que este año regresará a Gijón.
Iluminación navideña de la calle Corrida en 2006, diseñada por Blachere, la empresa que este año regresará a Gijón. / LUIS SEVILLA
  • Superó en la valoración a la asturiana Germán Vizcaíno, que aspiraba a renovar el contrato, al presentar una mejor oferta económica

La iluminación navideña cambia de empresa. Los dos próximos años, con posibilidad de sendas prórrogas anuales, la responsabilidad será de la empresa francesa Blachere. Al menos, esa es la propuesta de la mesa de contratación del Ayuntamiento de Gijón, que ha cerrado el proceso de valoración y que ha baremado a la empresa gala por encima de la asturiana de Germán Vizcaíno, que fue la encargada de la luz navideña en la ciudad en los últimos cinco años. De esta forma, salvo improbables sorpresas de última hora, Blachere regresará a Gijón diez años después de protagonizar, en la Navidad de 2006, la iluminación navideña más polémica y controvertida de los últimos tiempos en la ciudad.

En esta ocasión, según pudo constatar EL COMERCIO, la mesa de contratación valoró de manera importante las condiciones económicas, es decir, la baja presentada por la empresa gala, y aunque en la parte técnica y subjetiva se impuso la oferta presentada por Germán Vizcaíno, el resultado final fue de 77,76 puntos para Blachere (55 puntos por la oferta económica más 22,76 por la parte técnica o subjetiva), por 73,58 para Germán Vizcaíno (45,05 por la oferta económica y 28,53 por la parte técnica o subjetiva).

Con esta decisión, la mesa de contratación da un nuevo paso para la definitiva adjudicación de la iluminación navideña a la empresa francesa, que se hará público esta misma semana. Luego, quedan por definir muchos detalles, entre ellos, quizás el más relevante, la respuesta de los comerciantes de la ciudad que, al fin y a la postre, son quienes, con sus cuotas, pagan la totalidad del importe de la colocación de los arcos de luz en sus respectivas calles.

Sin convenio con la Unión

De momento, se parte de una relación de 104 calles, pero, a día de hoy, el Ayuntamiento de Gijón tiene sin tramitar un convenio con la Unión de Comerciantes para regular lo relativo a la recaudación de las aportaciones de los comerciantes. En consecuencia, no se ha podido iniciar el proceso y, como es obvio, aún se desconoce qué calles optarán a ser iluminadas y la respuesta que tendrá entre los minoristas la contratación por parte del Ayuntamiento de una empresa que hace diez años no dejó un buen sabor de boca.

El Ayuntamiento de Gijón, por otra parte, rebajó este año el presupuesto para la iluminación navideña, que en 2015 fue de 368.525 euros, y pasó a 320.000 euros, en ambos casos pendiente de sumar el IVA. Pese a esa minoración económica, se incluyen en el pliego doce calles nuevas, todas las zonas arboladas que antes pagaba el Ayuntamiento con otras partidas y el consumo eléctrico. Por otra parte, según se menciona en el propio pliego de contratación, es más que dudoso que puedan cumplirse los plazos marcados para la iluminación navideña, independientemente de la empresa que finalmente se encargue de los trabajos. Así, se menciona en los citados pliegos, que la instalación tiene que estar «terminada e inspeccionada 48 horas antes del encendido, es decir, antes de las 18 horas del día 30 de noviembre». El encendido está previsto para el 2 de diciembre. Teniendo en cuenta que, a día de hoy, la adjudicación inicial aún no está ni oficializada, en el mejor de los casos no podrá ser firmada hasta la segunda semana de octubre, eso si no hay reclamación o impugnación alguna. Para ello, es obligado dejar un plazo de quince días hábiles.

Un millar de comercios

Por otra parte, al no haberse iniciado la labor de gestión con el pequeño comercio por parte de la Unión de Comerciantes, se desconoce aún qué calles o tramos serán iluminados, en función del interés de los minoristas y del preceptivo pago de la cuota para ello. Hay que tener en cuenta que hay cerca de un millar de comercios implicados y la visita a todos ellos llevará un tiempo considerable.

De hecho, en el pliego se menciona que la relación de calles debería estar cerrada dos meses antes de la fecha de inauguración de la iluminación, es decir, el 2 de octubre, un plazo cuando menos complicado de cumplir, dadas las circunstancias. Todo hace indicar, en suma, que el proceso de contratación de la nueva empresa se ha dilatado en el tiempo y Blachere, si se confirma finalmente el contrato, deberá hacer un esfuerzo de medios considerable para tener la iluminación en perfecto estado de revista el 2 de diciembre.