El Comercio

IU propone un encuentro de la izquierda «ante la situación del Ayuntamiento»

Los concejales de Xixón Sí Puede, de espaldas, hicieron un resumen de su primer año de trabajo en el Ayuntamiento de Gijón.
Los concejales de Xixón Sí Puede, de espaldas, hicieron un resumen de su primer año de trabajo en el Ayuntamiento de Gijón. / PALOMA UCHA
  • Xixón Sí Puede celebró una asamblea en la que decidió endurecer la oposición y rechazó una moción de censura encabezada por el PSOE

Aunque la propuesta es del 10 de septiembre, no se conoció hasta la asamblea que celebró ayer Xixón Sí Puede en el Colegio Público Jovellanos. Se trata de una misiva de Izquierda Unida enviada al PSOE y a la formación encabezada por Mario Suárez del Fueyo en el sentido de «valorar la situación del Ayuntamiento» un año después del inicio del segundo mandato de Foro. Esta convocatoria de reunión fue dada a conocer por la concejala Verónica Rodríguez y posteriormente corroborada por el propio Del Fueyo y Aurelio Martín, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Gijón.

«Es una carta de IU pidiendo una valoración de la situación de la ciudad. Está dirigida a Xixón Sí Puede y al PSOE y es para tener un intercambio de opiniones», explicó Mario Suárez. Ese es, más o menos, el enunciado de la misiva, pero la intención de IU va más allá. Martín indicó que «es para hablar un poco de todo, la moción de censura sería una conclusión. El objetivo es hacer una valoración ante la situación del Ayuntamiento y ver nuestros puntos de vista. Queremos saber si compartimos las mismas valoraciones y, a partir de ahí, ver qué hacer».

En la asamblea celebrada ayer por Xixón Sí Puede quedó claro tanto el rechazo de la formación a apoyar una moción de censura encabezada por el PSOE (consideran a su portavoz, José María Pérez, responsable político de las sentencias judiciales en contra tanto por el Plan General de Ordenación como la depuradora del Este y la regasificadora, así como la ampliación de El Musel), como la decisión de endurecer su oposición al equipo de gobierno de Foro Asturias, dados sus incumplimientos, ya que aseguraron que solo fueron ejecutados el 24% de los asuntos aprobados en el pleno.

La asamblea sí valoró la posibilidad de que, dada la coalición nacional Podemos-IU, sea esa coalición a nivel local la que encabece una posible moción de censura, con el respaldo socialista. Esta posibilidad, que a buen seguro será llevada a la futura reunión entre las tres formaciones, Martín dijo que «prefiero no opinar, porque todavía no hemos tenido una reunión con ellos. Pero el problema es el de siempre, que hay que poner de acuerdo a tres partidos. Hay que hacer un esfuerzo».

Del enfado de Xixón Sí Puede con el equipo de gobierno también es conocedor el portavoz de IU, quien apuntó que «están descontentos porque vieron que deja mucho que desear. Son muy críticos con la gestión municipal y está claro que no es la misma situación que hace un año. Tenemos que ver las alternativas».

Reunión sin fecha

No hay fecha para la celebración de esta reunión, pero ya se ha sugerido que tenga lugar tras la celebración del debate del estado del municipio, que será el 28 de septiembre. «Nosotros no tenemos preferencia. Estamos pendientes de Xixón Sí Puede y el PSOE», dijo Martín.

En la asamblea de ayer, los concejales de Xixón Sí Puede hicieron un repaso del trabajo realizado durante el último año y fue una constante que señalaran que «el gobierno municipal acepta casi todas las proposiciones de todos los partidos, pero luego no ejecuta casi nada». Pusieron como ejemplo los 5,5 millones de euros que no ha invertido Servicios Sociales a pesar de las necesidades de muchos ciudadanos.

Mario Suárez del Fueyo mostró su preocupación por lo que ha calado en los ciudadanos el discurso socialista de que su formación y Foro van de la mano en muchas ocasiones, lo que rechazó tajantemente. Es más, la concejala Nuria Rodríguez aseguró que «pagamos muy caro ser independientes y ese debe ser nuestro caballo de batalla. Que no nos coman los discursos demagógicos de unos y otros. Nuestra labor es hacer una oposición propia».

Por ello, se plantearon la necesidad de hacer llegar a la ciudadanía todo ese trabajo realizado, convocando reuniones en los diferentes barrios de la ciudad para tener una mejor comunicación.