El Comercio

El Ayuntamiento asume el coste de la iluminación navideña y decide las calles

Ornamentación de la plaza del Instituto en las pasadas navidades.
Ornamentación de la plaza del Instituto en las pasadas navidades. / PALOMA UCHA
  • Por primera vez, la Unión de Comerciantes se desentiende de todo el proceso

  • El municipio pagará la totalidad del gasto sin cobrar a los comercios y ornamentará 104 zonas, entre ellas todas las del año pasado y una decena más

El Ayuntamiento de Gijón pagará la totalidad del coste de la iluminación navideña, sin colaboración alguna de los comerciantes, y decidirá, bajo su único criterio, las calles que tendrán ese privilegio estas próximas fiestas. De esta forma, el equipo de gobierno de Foro acaba con un sistema de selección de calles en el que eran pieza clave los minoristas. En suma, hasta la fecha se iluminaban las calles en las que los comercios aportaban su cuota para el alquiler de los arcos. Ese era el criterio y en ello colaboraba, de forma activa, la Unión de Comerciantes del Principado de Asturias.

Este año, las cosas han cambiado de forma radical. La Unión de Comerciantes, según pudo saber EL COMERCIO, se ha desentendido de todo el proceso de contratación de las luces navideñas y, en consecuencia, no hará la habitual gestión recaudatoria entre los pequeños comercios de la ciudad. Eso es lo que, al menos inicialmente, estaba previsto. De hecho, la Unión de Comerciantes remitió el día 15 de mayo pasado una propuesta de convenio al Ayuntamiento, a través de la sociedad Divertia, para darle cobertura legal a la recaudación citada, cuyos fondos irían a parar a las arcas municipales. No hubo ni siquiera una contestación. Visto todo ello, la entidad que representa a los minoristas entiende que no tiene ni cobertura legal ni posibilidad física de hacer ese trabajo de gestión antes del día 2 de octubre (como dicen las bases del concurso), y decidió por primera vez en la historia reciente de la ciudad, retirarse de todo este asunto y dejarlo íntegramente en manos del Ayuntamiento. De hecho, no tenían nada que ofrecer a los comercios, ya que ni siquiera se conoce aún la empresa que hará la iluminación y, por ende, el proyecto que tiene previsto presentar.

Una decisión discrecional

Esta situación genera un nuevo escenario a la hora de elegir qué calles serán iluminadas. Hasta ahora era el función del pago del pequeño comercio. Ese era el criterio. Ahora ya no existe. El Ayuntamiento no recibirá el dinero de los minoristas, pagará la totalidad del servicio y, por ello, decidirá de forma discrecional las calles y plaza que serán iluminadas en la ciudad.

Así, el año pasado fueron iluminadas 79 calles y plazas. La próxima Navidad, el Ayuntamiento mantiene todas esas calles y añade al listado otra decena, además de incluir los barrios degradados de Portuarios y Pescadores y la calle de Francisco Eiriz, zonas en las que los vecinos han mostrado su malestar en las últimas semanas por las consecuencias fiscales de la reforma de sus inmuebles realizada por el Ayuntamiento.

De esta forma, la pretensión municipal es ampliar en veinticinco el listado de plazas y calles a iluminar, hasta llegar a las 104 en total. Eso tendrá que asumir la empresa que resulte adjudicataria que, de cumplirse lo dictaminado por la Mesa de Contratación, será la francesa Blachere, que logró más puntuación, a decir de los técnicos, que la asturiana Germán Vizcaíno.

En todo caso, de forma oficial sigue sin haber una empresa elegida a esos efectos. Eso sí, el listado de calles, por criterio estrictamente municipal, ya está muy claro. La Unión de Comerciantes, por primera vez, se mantiene al margen.

Temas