El Comercio

Los técnicos ven inviable excluir de la plusvalía a los pisos que se deprecien

  • Foro ofrece a la izquierda invertir un millón de euros en obras urbanas, colegios y en la retirada de la arena de los juegos de Isabel la Católica

Los técnicos municipales advirtieron ayer en la comisión de Hacienda de la inviabilidad de aplicar el acuerdo aprobado la semana pasada por el Pleno para excluir del pago del impuesto de la plusvalía las operaciones donde no se haya constatado un incremento del precio del bien inmueble que sea objeto del cambio de titularidad. Como alternativa plantean la rebaja de los tipos para todos los contribuyentes, cuestión que se negociará a lo largo del próximo mes en el marco del debate sobre las ordenanzas fiscales para 2017. Aunque Foro había planteado una congelación general de impuestos y, de acuerdo a la normativa municipal, aquellos que no sufran cambios no tienen por qué someterse al escrutinio de la oposición, la concejala Ana Braña prometió «abrir» la ordenanza que afecta a la plusvalía para que cada grupo pueda presentar sus propias enmiendas de modificación. Xixón Sí Puede adelantó ayer su rechazo a cualquier rebaja en este impuesto. «Si por un lado hacemos que todos paguen lo mismo y por otro reducimos los ingresos municipales, al final perjudicaremos por partida doble a los mismos, que son los ciudadanos con menos recursos». La edil Nuria Rodríguez aseguró que su grupo es más partidario de otros cambios, como la implantación de un «IBI social».

La comisión también abordó la iniciativa del PSOE para vincular los precios públicos y tasas municipales a la renta de cada ciudadano, propuesta aprobada por el Pleno con la única abstención de Foro. Ana Braña explicó que las tasas no pueden bonificarse. Sí podría hacerse con los precios públicos, aunque la renta personal de cada usuario «es imposible de controla», por lo que se estudiará qué otra fórmula es posible. Marina Pineda, del PSOE, pidió al gobierno «agilidad» en el cumplimiento del mandato plenario «y si los nuevos precios no pueden entrar en vigor el 1 de enero, que lo hagan para febrero. Pero que no pongan excusas para posponerlo todo hasta 2018».

Deuda pública

Por otra parte, tras el rechazo de la mayoría de izquierdas a dedicar a la amortización de deuda los diez millones de euros que quedan del remanente de 2015, Braña presentó ayer un avance de una propuesta alternativa para que un millón vaya a obras en colegios (350.000 euros para cubiertas y cierre de pistas) y de mantenimiento de calles (300.000) y a la sustitución de la arena de los juegos infantiles de Isabel la Católica por un pavimento de seguridad de caucho (400.000). Podría añadirse otra partida para el plan de asfaltados.

Temas