El Comercio

Alarma en Ezcurdia por un incendio ante el temor a que hubiera una mujer atrapada

El incendio de Ezcurdia generó una gran expectación.
El incendio de Ezcurdia generó una gran expectación. / AURELIO FLÓREZ
  • La inquilina de la vivienda siniestrada estaba en casa de una vecina. El fuego afectó a todo el piso, que debió ser parcialmente apuntalado

Fueron momentos de mucha tensión los que se vivieron durante la intervención de los bomberos en el incendio de un quinto piso en el número 156 de la calle Ezcurdia. Las llamas destruyeron casi por completo la vivienda y durante los primeros veinte minutos, los efectivos del Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento buscaron en su interior a una mujer que supuestamente se encontraba en el interior de la casa cuando se produjeron los hechos, poco después de las 17 horas.

Alarma en Ezcurdia por un incendio ante el temor a que hubiera una mujer atrapada

El alivio llegó cuando la inquilina pudo comunicarse con las otras dos compañeras de piso que habían podido salir a la calle para explicarles que estaba sana y salva en casa de una vecina. «Escuchamos una gran explosión y rápidamente empezó a salir una densa humareda por las ventanas. Nos asustamos muchísimo», comentaba la propietaria de otro de los pisos del inmueble. En la vivienda afectada residen tres chicas en régimen de alquiler. Fue en la habitación de una de ellas donde se encontraba el foco del incendio.

Así lo señaló Alain Ortiz, jefe de dotación de los bomberos: «Participamos en la intervención nueve efectivos y durante un primer momento se nos avisó de que posiblemente había una mujer atrapada en el interior de la vivienda. Revisamos todas las estancias que no habían sido aún alcanzadas por las llamas y no encontramos a nadie, por lo que cabía la posibilidad de que la persona estuviese en la habitación en la que se había originado el fuego. Fue entonces cuando nos comunicaron que la mujer estaba fuera».

La estancia en la que estaba el foco sufrió grandes desperfectos y tuvo que ser apuntalada para evitar el derrumbe. Serán los técnicos municipales los que a lo largo del día de hoy evalúen si los daños han afectado a la estructura del edificio.

Crisis de ansiedad

Los técnicos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) trasladaron al Hospital de Cabueñes a la inquilina que se refugió en casa de una vecina debido a una crisis de ansiedad. Pero no solo a ella. Dos horas después, sobre las ocho de la tarde, debió ser asistido y llevado al hospital el propietario del piso asolado por el incendio, que sufrió un severo cuadro de ansiedad al comprobar el estado en el que había quedado la vivienda. El nerviosismo fue palpable durante toda la tarde debido a la magnitud del siniestro, que obligó a cortar al tráfico parte de Ezcurdia durante casi dos horas.