El Comercio

Vuelven a aparecer manchas frente a la costa de Peñarrubia, en Gijón

fotogalería

Aspecto de la mancha que apareció hoy frente a la costa gijonesa. / Ángela S. Cifuentes

  • Los senderistas que paseaban hoy por la senda del Cervigón y la playa de Peñarrubia observaron con sorpresa cómo el agua del mar presenta un aspecto anormal, con una mancha amarilla y espuma en la superficie

Nueva mancha en la costa gijonesa. Los senderistas que paseaban hoy por la senda del Cervigón y la playa de Peñarrubia observaron con sorpresa cómo el agua del mar presenta un aspecto anormal, con una mancha amarilla y espuma en la superficie.

Según informó el portavoz del gobierno local, Fernando Couto, la policía medioambiental se acercó a la zona a inspeccionar la mancha "y transmitió tranquilidad". Mañana, conforme al protocolo establecido por el Ayuntamiento gijonés para estos casos, serán los bomberos los encargados de tomar muestras en la zona para su posterior análisis.

Se da la circunstancia de que es la segunda vez que ocurre en lo que va de mes, pues el pasado día 5 de septiembre otra mancha obligó a cerrar la playa de La Ñora. Aquel domingo cundió la alarma entre vecinos y bañistas, pues se sospechaba que podría tratarse de aguas fecales procedentes del emisario de Peñarrubia, aunque la alcaldesa, Carmen Moriyón, descartó esta posibilidad días después tras encargar dos análisis de varias muestras.

La regidora explicó que la mancha no contenía «aceites, grasas, hidrocarburos ni coliformes». Además, añadió, se constató la existencia de alga roja y restos «gelatinosos» de medusas.

Temas