El Comercio

«Cuatro luces no nos callarán»

  • Los vecinos de Francisco Eiriz acusan al Consistorio de querer «tomarles el pelo» presentando como novedad una iluminación que ya lleva tres años

  • Los barrios degradados recuerdan que «hay inversiones más importantes»

«Agradecemos que se acuerden de nosotros a la hora de diseñar la iluminación navideña, pero nos gustaría que se siguiesen acordando el resto del año, pues nos tienen abandonados». Las palabras del presidente de la asociación de vecinos Nuestra Señora del Carmen de Portuarios, Luis Ángel Fernández, recogían ayer el sentir de los residentes de los considerados 'barrios degradados' al enterarse, a través de EL COMERCIO, que sus calles contarán este año con luces navideñas.

«Nos parece muy bien la idea, pues estos adornos traen alegría a la zona, que falta le hace, pero también es cierto que ahora mismo hay inversiones más importantes que hacer», indicaba la presidenta de la asociación vecinal Virgen de la Soledad de Pescadores, Rita Rendueles. En su barrio, por ejemplo, es precisamente la iluminación lo que brilla por su ausencia. «Hace años que venimos solicitando más puntos de luz en las calles, pues los actuales son insuficientes, así que nos agrada saber que tendremos luces por Navidad, pero nos gustaría no tener que andar a oscuras el resto del año», apuntó Rendueles.

Desde Portuarios, Álvarez también planteaba actuaciones que para sus vecinos son más urgentes que el alumbrado festivo. «Hace un tiempo dijeron que iban a rehabilitar las antiguas escuelas que nos sirven de sede y aparte de cambiar el suelo de una sala por unas baldosas imposibles de limpiar, lo único que hicieron fue llevarse los antiguos canalones. Desde entonces nadie volvió para poner otros nuevos y así estamos» relató. Hizo referencia también a la pista polideportiva municipal del barrio, cuya rehabilitación «lleva años aprobada por el consejo de distrito, pero como no es vinculante hasta ahora lo único que hicieron fue asfaltar el suelo. Los críos siguen teniendo que entrenar sin luz y con las rayas mal pintadas». Estas son solo dos de las reivindicaciones que, recalcó, llevan tiempo pidiendo los vecinos. «Están haciendo de Portuarios un barrio marginado», lamentó.

Mucho más dura se mostró la portavoz de los vecinos de Francisco Eiriz afectados por el problema con las ayudas para la rehabilitación de fachadas, María García, quien recalcó que la calle «lleva tres años teniendo iluminación navideña» y acusó al gobierno municipal de querer «tomarnos el pelo diciendo que es algo nuevo. Que les quede claro que cuatro luces no nos van a callar y que vamos a seguir peleando para que se hagan cargo de sus errores y arreglen la penosa gestión que hicieron de toda esta situación», aseveró. Criticó también que las bases para las ayudas que pretenden compensar la merma de las pensiones mínimas y prestaciones sociales sufridas por los afectados «son vergonzosas y no se comunicaron todavía a los vecinos, pese a que el plazo para solicitarlas termina en octubre».

Cohesionar los barrios

El presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV) de la zona urbana, Adrián Arias, vio la inclusión de nuevas calles y plazas en la iluminación navideña como algo positivo, recalcando que «contribuye a cohesionar los barrios. El hecho de que no sea el centro el que se lleve siempre todo ayuda a que no haya vecindades de primera y de segunda». Eso sí, también se mostró comprensivo con la reacción de los vecinos de Portuarios, Pescadores y Francisco Eiriz, coincidiendo en que «hay mejoras importantes que acometer en estos barrios para hacer que dejen de estar degradados, como llevar a cabo las rehabilitaciones oportunas y mejorar los accesos y servicios».