El Comercio

Mario Suárez del Fueyo, el viernes, en la azotea del colegio público Jovellanos.
Mario Suárez del Fueyo, el viernes, en la azotea del colegio público Jovellanos. / DANIEL MORA

«La posibilidad de una moción de censura en Gijón por ahora está congelada»

  • Mario Suárez del Fueyo Portavoz de Xixón Sí Puede

  • «Vemos que el gobierno de Foro no funciona, pero también que en 15 meses el PSOE no ha rectificado en temas como El Musel, el PGO o la regasificadora»

El portavoz municipal de Xixón Sí Puede y secretario general de Podemos Xixón defiende la independencia de su partido para decidir con las bases la dirección política a seguir en cada momento. «Tenemos nuestro propio itinerario y nadie nos lo va alterar», remarca tras el emplazamiento por carta de IU para explorar vías con ellos y el PSOE que permitan dar un vuelco de izquierdas al gobierno de Gijón.

¿Qué lectura hacen los seis concejales de Xixón Sí Puede de la asamblea del pasado martes?

La asamblea del día 20 forma parte de un itinerario que nos hemos trazado desde junio. Lo digo para desmarcarnos de un elemento coyuntural como es la carta de IU. En el desarrollo de la asamblea, convocada para fijar una postura común antes del debate del estado del municipio, hubo una uniformidad absoluta de los seis ediles en dos aspectos. Desde el punto de vista las propuestas que los grupos llevamos a los plenos vemos que hay un importante avance en su aprobación y un alto grado de consenso. La parte negativa, en cambio, es que la ejecución de esas propuestas en todas la áreas municipales es muy baja y no se llevan adelante.

¿Consideran que falta impulso en la gestión del Ayuntamiento?

Lo que más se puso de manifiesto en la asamblea es que si la ciudad no está paralizada sí está al tran tran, a un ritmo de cámara más que lenta. Eso a una fuerza como Podemos que vino a transformar las formas de hacer la política y el funcionamiento de los ayuntamientos nos genera frustración. El ver cómo no se avanza en las iniciativas más importantes como son las de bienestar social y medio ambiente. Siempre hay algo para justificar por qué no se ejecutan los acuerdos de pleno. Si no es un problema técnico es económico. A todo eso hay que sumar que el área económica nos tiene bastante mareados con el tema de la regla del gasto y que vemos un vaivén en todas las concejalías.

«Embarrados» con el 'solarón'

Además de esa incapacidad de gestión, ¿qué otros déficits detectan ahora mismo en Gijón?

Que no hay un proyecto global de ciudad. En este momento las tres grandes actuaciones que tenemos son la Escuela de Comercio, que está sin deslindar aún su futura utilización, ese ente que está ahí que es Tabacalera y la rehabilitación de fachadas en barrios degradados. Este último, que es un buen proyecto, se está encontrando con todos los recovecos administrativos para no atenuar los efectos fiscales que están llevando a muchas familias a la ruina. También vemos falta de liderazgo para solucionar problemas que sabemos que no son fáciles como el plan de vías, donde nos vemos embarrados y atrapados con los terrenos y la imposibilidad de venta. Otra asignatura pendiente es el tema de la depuración de los vertidos y el emisario de Peñarrubia, donde estamos muy contentos con las iniciativas que hemos aportado; o la ampliación de El Musel, esa obra faraónica de la época de Areces que no ha tenido más objeto que cargarnos el paisaje, enriquecer a unos empresarios y crear un puerto desierto.

Y ante este panorama, ¿qué les trasladan las bases a los concejales?

Hay voces que están a favor de promover una moción de censura y otra gente que está en contra. No hubo pronunciamiento al respecto de los concejales. Solo escuchamos. Lo único que yo sí maticé y manifesté allí es que las circunstancias que nos llevaron el 13 de junio de 2015 a votarme a mí en el pleno de investidura como candidato a la Alcaldía no han variado 15 meses después. Vemos que la acción de gobierno de Foro no funciona, pero también que el PSOE no ha rectificado ni acercado posiciones en cuestiones como la condena de la corrupción en las obras de El Musel. También se mantienen las mismas discrepancias en otros temas como el PGO, donde nosotros hicimos un gran trabajo para lograr un consenso y ellos fueron los únicos que se autoexcluyeron, la regasificadora y la depuradora del Este.

Entonces, ¿no hay tensiones internas en el grupo municipal por la posibilidad de cambiar de gobierno?

Por este tema en absoluto.

¿Y qué respuesta van a dar a la invitación de IU?

Quedamos con la militancia en profundizar en ese debate interno y en tomarnos un periodo de distanciamiento con lo que pide la carta para dejar enfriar las cosas. Ello conlleva que aplazamos en el tiempo 'sine die' la reunión a tres bandas propuesta. Lo que sí situamos a partir del mes de octubre es un encuentro con IU para ver en qué aspectos programáticos y estratégicos coincidimos con quien es nuestro socio en una colación electoral estatal. En lo que respecta al equipo de gobierno, planteamos en la asamblea una serie de medidas concretas en cada una de las áreas del Ayuntamiento, para exigir su cumplimiento en los próximos meses, de forma que se demuestre que la ciudad se mueve y se vea que hay una influencia política de Xixón Sí Puede en el funcionamiento municipal.

Entonces, ¿qué opciones reales hay en este momento de formar un gobierno a la valenciana en Gijón?

La posibilidad de una moción de censura en Gijón por ahora está congelada. Tenemos un itinerario y un ritmo de trabajo que no vamos a alterar por la carta de IU ni presiones externas.

Foro, sin crédito ilimitado

¿Tiene Foro crédito ilimitado con ustedes en la oposición?

La situación actual no se puede perpetuar de manera indefinida. El discurrir del debate interno y los presupuestos municipales de 2017 son tests que nosotros iremos evaluando y analizando para seguir o virar en una determinada dirección política.

Hay quien piensa que mientras usted y José María Pérez estén al frente de sus respectivos partidos no habrá forma de entenderse.

Este no es un problema de conflicto de egos o de que te caiga mejor o peor alguien. La causa es otra. No tengo aspiraciones de ninguna índole y llegado el caso nunca sería un obstáculo para un acuerdo de este tipo.

Los defectos están claros, pero ¿qué virtudes destacaría de Foro?

Destacamos el que se abrieran las empresas municipales a toda la oposición, la receptividad y capacidad de asumir propuestas y el diálogo fluido con todos los grupos. Hay voluntad de hacer, pero luego no se hace.

Sigue calando que ustedes están cómodos en la oposición con Foro y que son un poder en la sombra.

Es un mantra que ha calado en un sector fundamentalmente de los votantes socialistas para justificar un fracaso electoral histórico. Foro no ejecuta políticas de Podemos. Las pocas que ejecuta son las aprobadas por el Pleno y muchas de ellas estadísticamente con apoyo socialista.

¿Qué autocrítica hacen de estos 15 meses ejerciendo la oposición?

Hemos tardado quizás en controlar los mecanismos de funcionamiento municipal, pero nuestra principal autocrítica es que además de estar en las instituciones debemos volver a los orígenes como elemento aglutinador de movilización e indignación social.