El Comercio

Escaparate para las nuevas sidras

Manuel Busto, Jorge González-Palacios y Carmen Pérez brindan con sidra.
Manuel Busto, Jorge González-Palacios y Carmen Pérez brindan con sidra. / PALOMA UCHA
  • La Colegiata reúne este fin de semana bebidas derivadas de la manzana de catorce países

La ciudad reafirmará este fin de semana su condición de «capital de la sidra», en expresión del gerente de Divertia, Jorge González Palacios, con la celebración del VI Salón Internacional de les Sidres de Gala, que reunirá cerca de 120 bebidas derivadas de la manzana de catorce países europeos con el reto de captar captar al consumidor de alta gastronomía más allá del escanciado tradicional.

Uno de los atractivos del certamen, según explicó Carmen Pérez, portavoz de la Fundación Asturies XXI, que es la entidad organizadora, el principal atractivo del evento es que el público tendrá la oportunidad de conocer y probar caldos procedentes de toda Europa, desde Suecia a Canarias, de Norte a Sur, y de Estonia a Portugal, de Este a Oeste. Por lo que a España se refiere, estarán representados en el VI Salón Internacional de les Sidres de Gala lagares y empresas auxiliares de Cantabria, País Vasco, Castilla y León, Canarias y Cataluña, además, claro está, de Asturias, que cuenta con una amplia oferta.

Carmen Pérez indicó también que el salón tiene dos vertientes claramente diferenciadas: una profesional, con concurso de sidras que será decidido por un jurado especializado, y cata por sumilleres, que tiene la doble función de que los profesionales conozcan y den a conocer. Pero junto al escaparate orientado a hosteleros, el público general tendrá también una cita en la que podrá probar y elegir entre más de cien caldos diferentes. Será el sábado, día 1 de octubre, en la Colegiata de San Juan Bautista.

La entrada costará cinco euros y, con ella, se entregará una copa con la que solicitar la prueba de las sidras expuestas. La cata está prevista en horario de 12 a 21 horas y Carmen Pérez destacó el interés del evento porque no es fácil encontrar, ni siquiera en el mercado, muchas de las sidras o bebidas derivadas de la manzana, debido a la procedencia en algunos casos exótica, con lo que se trata de una oportunidad poco menos que única. Por lo que al concurso se refiere, Manuel Busto, presidente del mismo, señaló que no es fácil encontrar especialistas en bebidas derivadas de la manzana y son a menudo los mismos productores los más entendidos, pero la independencia del fallo está siempre garantizada porque se hace una cata a ciegas, sin conocer la marca o el lagar de la bebida que se juzga.

Propuestas innovadoras

Ni que decir tiene que el objetivo de los participantes en el VI Salón Internacional de les Sidres de Gala es promocionar estas innovadoras presentaciones alternativas a la sidra que se escancia. Ese trabajo, aparentemente, está orientado a abrir la puerta de la hostelería de alta calidad, como forma de llegar luego a los hogares. Abrir mercados nunca es fácil y en este caso, tampoco, pero los expertos que intervinieron ayer en la presentación del salón remarcaron dos características de la sidra que pueden hacerla competir con ventaja con el vino.

Por una parte, su menor grado alcohólico, en un momento en el que la expectativa de tener que conducir puede aguar, nunca mejor dicho, un buen almuerzo. Por otra parte, la sidra, en general, cuenta con el favor de los consumidores jóvenes, nada reacios a probar propuestas innovadoras en este ámbito.

Temas