El Comercio

La Fiscalía recurre la absolución de los tres acusados de Anonymous

  • La titular del juzgado de lo Penal número 3 dictaminó que el gijonés Rodrigo Tuero no había atacado la web de la Junta Electoral Central

La Fiscalía ha presentado un recurso contra la sentencia dictada, en julio, por el Juzgado de lo Penal número 3 que absolvió a los tres acusados de formar parte de la cúpula española de Anonymous. En dicho fallo, la jueza consideró que el gijonés Rodrigo Tuero, investigado por liderar el colectivo de piratas informáticos en España, no había perpetrado un ataque para bloquear las páginas web del Congreso, la Junta Electoral y UGT en mayo de 2011, donde días antes de las elecciones generales.

La sentencia absolvió, asimismo, a los catalanes José María Zaragoza y Yuri David López de este ciberasalto a los portales digitales. Los tres acusados fueron señalados por la Policía Nacional como integrantes de la cúpula española de Anonymous, por lo que tuvieron que enfrentarse a un delito continuado de daños y otro de pertenencia a grupo criminal. Por ellos, el ministerio público solicitaba una pena individual de cuatro años de prisión.

'Spanish Revolution'

La jueza argumentó que, en base a las declaraciones tanto de testigos como acusados, así como de las pruebas periciales practicadas, no se puede afirmar que los dos catalanes, a través de un servidor del gijonés, organizasen las acciones que se bautizaron como 'Spanish Revolution', o 'V de Votaciones', para atacar, además de las web de la Junta Electoral, el Congreso y UGT, las del PP, PSOE y Convergència. Tampoco que lo hiciesen a través de diversos chats que se crearon en la red, al calor de las protestas sociales del momento.

El fallo señalaba, además, que un técnico de la Junta Electoral «aminoró tanto la entidad de los hechos en su día denunciados como la de sus resultados». Las interrupciones del servicio fueron «intermitentes» que el problema fue resuelto en una hora. Asimismo, la magistrada anuló las pruebas derivadas del volcado de los ordenadores incautados por haberse roto la cadena de custodia.