El Comercio

Los vecinos de El Pisón se oponen a la reconstrucción de los filtros de la 'Plantona'

Gestos de preocupación de los vecinos de la colonia de El Pisón durante la reunión informativa celebrada ayer con su abogado, Marcelino Abraira, y el administrador de la urbanización, Rafael Chave.
Gestos de preocupación de los vecinos de la colonia de El Pisón durante la reunión informativa celebrada ayer con su abogado, Marcelino Abraira, y el administrador de la urbanización, Rafael Chave. / PALOMA UCHA
  • Adivierten de que pleitearán si se vuelven a pretratar allí los vertidos e insisten en que su único objetivo es la demolición de la depuradora del Este

Un no tajante. Los vecinos de la colonia de El Pisón, los mismos que han logrado la paralización judicial de la depuradora del Este, se oponen a cualquier solución técnica que suponga la reconstrucción de los filtros de desarenado y desengrasado en las viejas instalaciones de la 'Plantona'.

Los propietarios de la urbanización de Somió además pidieron a su abogado, Marcelino Abraira, que recurra judicialmente cualquier decisión de la Administración que pretenda volver a recuperar el pretratamiento desmantelado durante la última fase de las obras de la estación depuradora construida en El Pisón. «No quieren saber nada de esta alternativa. Su único objetivo es la demolición de la EDAR y de todo lo que se parezca a eso», remarcó el letrado de los vecinos al término de la reunión informativa que mantuvo con ellos para pulsar el sentir mayoritario sobre este tema.

Abraira, a preguntas de los propietarios, aseguró que éstos tienen argumentos jurídicos que esgrimir en su defensa en caso de que Ayuntamiento, Principado y Ministerio de Medio Ambiente acuerden reequipar la 'Plantona' con instalaciones fijas o dispositivos desmontables. El abogado les explicó que el RAMIMP (Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas) sigue vigente en Asturias de acuerdo a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), ganada por los vecinos, que dijo que la reforma que hizo del mismo el Principado, para suprimir la distancia de 2.000 metros a los núcleos habitados, es inválida. «Habría amparo legal para combatir una hipotética reconstrucción de unos filtros que ya no existen», remarcó.

«Los malos de esta película no son los vecinos de El Pisón, sino los técnicos y políticos que eligieron arbitrariamente el peor emplazamiento de los posibles en el estudio de impacto ambiental», subrayó Abraira, quien transmitió a sus patrocinados que tiene el convencimiento de que «la Administración central y la Abogacía del Estado no tienen nada que hacer» en su intento de poner en funcionamiento, total o parcialmente, los sistemas de la depuradora del Este. Así lo avalan, según él, los contundentes pronunciamientos de los jueces para que se respeten los derechos de los propietarios a raíz del fallo del Supremo de febrero pasado.

Respecto al incidente de ejecución de sentencia abierto en la Audiencia Nacional, el letrado explicó que aún no se ha iniciado la fase de pruebas. «Hemos solicitado llevar un informe demoledor del profesor de la Universidad de Cantabria Juan Carlos Canteras y que se contraste la situación apocalíptica que trata de hacer ver la Abogacía del Estado con los análisis de la calidad de las aguas de baño en la zona de vertido, que salen siempre buenos o excelentes, según la consejera de Medio Ambiente, por la depuración natural de las agitadas aguas del Cantábrico», concluyó.

Temas