El Comercio

Moriyón pide a la oposición que «evite paralizar recursos solo para darle un tirón de orejas a Foro»

vídeo

La corporación, en el Pleno extraordinario de este miércoles. / Damián Arienza

  • La alcaldesa de Gijón asegura que la única fórmula de la que dispone para hacer frente a su situación de minoría en la Corporación «es el sí, sí y sí»

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, aprovechó la mañana de ayer el debate sobre el estado del municipio para instar al resto de grupos municipales a prestarle apoyos para evitar repetir en 2017 la situación de prórroga que se dio hace un año ante la imposibilidad de aprobar unos presupuestos para el Ayuntamiento. «Eviten paralizar recursos solo para darle un tirón de orejas a Foro y piensen en los ciudadanos, porque nosotros pasamos, pero Gijón qued». La regidora consideró que «el pluripartidismo no es otra cosa más que diálogo y consenso» y aseguró que la única fórmula de la que dispone para hacer frente a su situación de minoría en la Corporación «es el sí, sí y sí».

Moriyón hizo este llamamiento al final de un Pleno que inició haciendo un balance no de lo ocurrido en el nuevo mandato, sino en los cinco años que lleva al frente del gobierno municipal. Aseguró que «el desempleo evoluciona favorablemente» y destacó también el incremento registrado en este lustro en las partidas correspondientes a los diferentes programas de servicios sociales. Se refirió igualmente a la mejora de la gestión de las empresas públicas y situó entre los principales logros de este primer año desde su reelección la aprobación inicial de un nuevo Plan General de Ordenación. La oposición lamentó el «triunfalismo» del análisis realizado por la regidora e hizo hincapié en cuestiones como la baja ejecución presupuestaria, el incumplimiento de los diferentes acuerdos adoptados en el Pleno o la falta de liderazgo político de Foro.

El portavoz del grupo socialista, José María Pérez, acusó al equipo de Carmen Moriyón de ser «especialista en poner señuelos para no asumir sus responsabilidades en los problemas de la ciudad» e inclusó aseguró que algunos de los datos facilitados durante el debate de ayer, como los referentes al nivel de cumplimiento del plan de choque, eran directamente «falsos». Mario Suárez, de Xixón Sí Puede advirtió de que «el equipo de Gobierno no lleva el rumbo adecuado y con la trazada actual el descarrilamiento puede estar asegurado en los próximos meses».

La posibilidad de una moción de censura impulsada por los partidos de izquierda sobrevoló la sesión plenaria casi desde el principio. El portavoz de IU, Aurelio Martín, pidió «un gobierno de cambio que saque a Gijón del coma» y advirtió a PSOE y Xixón Sí Puede de que «si no somos parte de la solución, seremos parte del problema. Y ser parte del problema, desde nuestra óptica, no puede ser nunca una opción para la izquierda». Mario Suárez del Fueyo recordó que su formación «es autónoma y toma sus decisiones en el marco de sus órganos competentes, y nadie desde fuera puede marcar sus ritmos». José María Pérez, por su parte, apuntó que «el gobierno de Foro existe porque un grupo político tomó legítimamente esa decisión, que les hace corresponsables de parte de las cosas que suceden. Nosotros no estaremos enredando en si es posible o no una moción de censura, porque para que se pueda dar ese mecanismo otros tienen que revisar sus propias decisiones».

También se refirieron a esa posibilidad otros grupos. Mariano Marín, del PP, consideró que la izquierda «ha sido incapaz de confluir en una mayoría de gobierno, así que no entendemos por qué ahora revitalizan esta cuestión. Aclárense de una vez, porque esto parece una comedia de enredos». Instó a PSOE, Xixón Sí Puede e IU a «no convertirse en una mayoría de bloqueo: gobiernen o dejen gobernar». El portavoz popular se dirigió en particular al grupo encabezado por José María Pérez, al que pidió «abandonar el camino de la obstrucción y arrimar el hombre, para demostrar que los socialistas gijoneses no son como su líder nacional». José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, recordó que en la Corporación «nadie tiene apoyos suficientes» para gobernar en solitario y defendió la necesidad de trabajar «con diálogo y acuerdos, porque dar soluciones a los gijoneses debe ser una responsabilidad compartida entre todos». En su opinión «no parecen apropiados los intentos para formar mayorías basadas en la ideología», máximo cuando se trata de partidos que han mantenido posturas diferentes en asuntos fundamentales como el plan general de ordenación.

Directo