El Comercio

Área de trabajo de la EBHI, en el muelle Marcelino León.
Área de trabajo de la EBHI, en el muelle Marcelino León. / E. C.

El Musel adjudica la grúa de la EBHI y una tolva ecológica por 8,2 millones

  • Gottwald-Terex y el Taller Mecánico Manuel Silva, S. A. se hicieron con las inversiones de 4,9 y 3,3 millones, respectivamente

El consejo de administración de EBHISA adjudicó ayer el suministro de una grúa descargadora y una tolva ecológica, ambas instaladas sobre raíl, a las empresas Gottwald-Terex y Taller Mecánico Manuel Silva S.A., respectivamente. La inversión total de ambos equipamientos asciende a 8,2 millones de euros, de los que 4,9 millones corresponden a la grúa y 3,3 millones a la tolva ecológica, según informó la Autoridad Portuaria de Gijón. La entrada en servicio, en ambos casos, está prevista para octubre de 2017.

En el caso de la grúa portuaria móvil, la Autoridad Portuaria explica que tiene una capacidad de carga de 63 toneladas e irá montada sobre una estructura tipo pórtico, lo que le permitirá el desplazamiento por las vías actuales, de dos carriles, con una luz entre ellos de 22 metros y con el gálibo suficiente para pasar sobre el conjunto de cintas ubicadas en el muelle de Marcelino León.

La grúa -que podrá realizar los movimientos de elevación, basculación, rotación y traslación- tendrá una configuración cuatricable para el trabajo con cuchara mecánica. Para la descarga de material a granel, la grúa utilizará una tolva ecológica dotada de equipos de captación frente al polvo, necesarios para minimizar sus posibles emisiones a la atmósfera.

Reducción de impacto

Para lograr la reducción del impacto medioambiental, este sistema de captación estará compuesto por un flex-flap para el cierre de la tolva y por filtros de mangas, además de incluir un sistema de aspiración del polvo generado durante la descarga para luego retornarlo al proceso. «La decisión de adquisición de ambas máquinas -según la Autoridad Portuaria- se tomó tras el accidente sufrido por el descargador DC2 el pasado 6 de enero, para garantizar, entre otras cosas, una capacidad media de descarga de 1.000 toneladas/hora, cifra similar a la media europea y que iguala la capacidad de descarga del Puerto de Gijón previa al mismo».

No falta optimismo al comparar la capacidad de una grúa con un pórtico, pero es significativo, a efectos laborales, que sea la terminal granelera la que asume la inversión, mientras que el pórtico siniestrado era propiedad de la Autoridad Portuaria. Esa misma circunstancia hace pensar que la indemnización de la aseguradora por el siniestro total del pórtico favorecerá los resultados de El Musel, ya que no sustituirá el equipamiento dañado Son datos que pueden traer cola.