El Comercio

Los vecinos de barrios degradados firmarán los contratos de obras

  • Couto celebra haber logrado «una solución intermedia» y asegura que «la Intervención era quien nos hacía ir lentos y sin darles respuesta»

El concejal de Urbanismo, Fernando Couto, confió ayer en que las nuevas bases para la concesión de ayudas a los barrios degradados, que serán aprobadas en la junta de gobierno de la próxima semana, «dejen resuelto de una vez por todas este asunto que tanto trastorno ha traído social y políticamente». Después de que el lunes la alcaldesa anunciara que las subvenciones volverán a fraccionarse en cinco anualidades para minimizar el impacto fiscal, el edil de Foro resumió ayer cuál será la nueva fórmula a aplicar. Para ello hizo antes un repaso por la evolución de esta línea de ayudas desde su puesta en marcha en 2012.

Couto recordó que inicialmente los vecinos seleccionaban el proyecto de reforma, la empresa que debía ejecutarlo y la dirección de obra y posteriormente recibían del Ayuntamiento la subvención correspondiente en cinco anualidades, de forma similar a la que se aplica en las ayudas para las fachadas del Muro. Bajo esta fórmula se acometió la rehabilitación de viviendas en Francisco Eiriz, «pero la Intervención dijo que ese camino no debía continuar». Las bases se modificaron para que el proyecto fuera elegido en un concurso de ideas y posteriormente el Ayuntamiento contratara directamente las obras, que se entregaban a los vecinos como una subvención «en especie». Este nuevo procedimiento, aplicado ya en el poblado de Inuesa, presentaba el problema de que la ayuda solo podía fraccionarse en dos o tres años.

A partir de ahora seguirá haciéndose un concurso de ideas y la misma comisión encargada de elegir el proyecto, con representantes técnicos, políticos y vecinales, participará en la selección de la empresa constructora, que será contratada directamente por las comunidades bajo dirección de obra municipal. «Quien decía que no era posible o nos trasladaba a cuestiones que nos hacían ir muy lentos y sin dar la respuesta que pretendíamos eran los servicios técnicos municipales y la Intervención. Foro no es el partido del no y siempre buscó una solución». Couto indicó que la interventora aún no se ha pronunciado sobre la nueva fórmula. «Damos por hecho que tendrá su visto bueno».

Temas