El Comercio

Retiran los cargos contra cuatro de los empresarios procesados por defraudar medio millón de euros al fisco

Algunos de los procesados a las puertas del juzgado.
Algunos de los procesados a las puertas del juzgado. / Damián Arienza.
  • El quinto ha aceptado una pena de seis meses de prisión y el pago de una multa de 320.000 euros, además del reintegro de la cuota defraudada

Acuerdo entre la Fiscalía y los cinco empresarios acusados de defraudar medio millón de euros al fisco. El caso debía juzgarse este jueves en el Penal número 2 de Gijón, pero ha quedado suspendido al cerrarse el acuerdo. En su virtud, cuatro de los procesados han quedado absueltos de todos los cargos y uno ha aceptado una pena de seis meses de prisión que será sustituida por una multa de 3.600 euros. Además, este deberá abonar 320.000 euros en concepto de responsabilidad civil y la cuota defraudada, correspondiente al ejercicio de 2006, que ascende a un total de 493.809,19 euros.

Los cinco empresarios se enfrentaban a una petición de pena de diez años de prisión acusados de defraudar medio millón de euros al fisco a través de supuestas empresas pantalla en paraísos fiscales. La Fiscalía de Gijón sostenía que los procesados, «movidos por la intención de obtener beneficio con cargo al erario público ingresando menos cantidades de las debidas en la declaración del impuesto de sociedades correspondiente al año 2006, consignaron en concepto de base imponible una cantidad inferior a la real».

Para lograrlo, siempre según el Ministerio Público, utilizaron una empresa domiciliada en Vaduz (Principado de Liechtenstein), que supuestamente actuaba como pantalla y era empleada con la única finalidad de descargar en ella parte del beneficio de la compraventa de lingotes de hierro.

Temas