El Comercio

Los barrios claman por un mejor autobús urbano

Un autobús de la línea 20, que los días no laborables deja de pasar por el barrio de Nuevo Roces.
Un autobús de la línea 20, que los días no laborables deja de pasar por el barrio de Nuevo Roces. / J. B.
  • Nuevo Roces, Tremañes, el Polígono y Viesques critican la poca cobertura, en recorrido y horarios, de que disponen

  • En Poniente reclaman una mejor señalización de las paradas y la instalación de pantallas electrónicas que ofrezcan más información

Un transporte público urbano en el que no solo prime el factor económico, sino también el servicio a los gijoneses. Es lo que llevan tiempo pidiendo a la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (EMTUSA) desde varios colectivos vecinales que se sienten discriminados por el actual trazado de líneas de autobús municipal.

«Hace tiempo que la empresa modificó el recorrido de la línea 14 para que no entrase por el barrio y recientemente amagaron con hacer lo propio con la 18, que es la única que nos queda, pero afortunadamente dieron marcha atrás», explica el presidente de la asociación de vecinos Evaristo San Miguel del Polígono, Manuel Cañete. En el barrio siguen insistiendo para recuperar la línea 14, «aunque sea solo a determinadas horas» y piden un refuerzo para acabar con el colapso que sufren los autobuses de la línea 18 en horas punta. Es necesario abrir el debate acerca de qué quiere EMTUSA. Si lo único que buscan es rentabilidad económica, los autobuses terminarán recorriendo solo las principales vías de la ciudad, pero lo interesante es que entren en los barrios a recoger gente. Si no lo hacen, muchos dejarán de utilizar el transporte público», plantea Cañete.

Una opinión similar mantienen los miembros de la asociación de vecinos de Nuevo Roces, donde, recalcan, solo disponen de dos líneas, la 15 y la 20, y una de ellas deja de pasar por el barrio los fines de semana y los festivos. «Ninguna ofrece una buena cobertura para desplazarse por la ciudad y, además, no coinciden con los horarios a los que entran y salen de clase los niños, lo que les obliga a ir en coche o caminando a través de un descampado durante más de veinte minutos. Además, el hecho de que la línea 20 no pase por el barrio en días no laborables limita mucho la movilidad. No es justo que tengamos que recurrir al coche o al taxi si queremos hacer algo fuera de Nuevo Roces en fin de semana», señala Ángel Alonso, de la asociación. Por este motivo, además de solicitar que la línea 20 siga ofreciendo servicio en días no laborables, los residentes llevan tiempo reclamando que la línea 16 modifique levemente su recorrido para hacer una parada en la rotonda de Leroy Merlin que ya se utiliza para la 15. «De esta forma se cubriría un área mayor», indica Alonso.

Otros barrios que llevan tiempo reivindicando una mejora en el servicio, como ya adelantó EL COMERCIO, son los de Viesques y Tremañes. Los primeros llevan dos semanas recogiendo firmas para pedir que la línea 4 mantenga su recorrido por el barrio también en días no lectivos. «Así se hacía antes y lo quitaron porque dicen que no hay demanda, pero no es cierto. Además, ahora el autobús permanece diez minutos parado en la plaza de toros antes de reanudar su recorrido, es absurdo», explica el presidente vecinal, Iván Suárez.

Conexión con La Calzada

En Tremañes, por su parte, reclaman que una de las dos líneas que llegan al barrio, la 14 o la 25, modifique su recorrido para adentrarse en La Calzada y unir así ambos barrios. «La mayoría de los vecinos de la zona tienen que desplazarse hasta La Calzada para ir al médico, a clase o realizar todo tipo de trámites y es ridículo que estando tan cerca nos veamos obligados a bajar hasta el centro para coger otro autobús que nos lleve hasta allí», indica la presidenta de la asociación Evaristo Valle, de Tremañes, Carmen Fernández.

Los vecinos de Poniente también reclaman, desde hace un tiempo, la instalación de marcadores electrónicos en las marquesinas del Museo del Ferrocarril y el instituto Emilio Alarcos. «Ayudarían a saber no sólo cuando llega el próximo autobús, sino cuáles son las líneas que pasan por dichas paradas», señala el presidente vecinal, Javier Palacios.

Temas