El Comercio

La oposición pide a Urbanismo que tapie los locales de Laviada

Vecinos de Laviada y concejales de la oposición, antes de la reunión.
Vecinos de Laviada y concejales de la oposición, antes de la reunión. / J. PETEIRO
  • Los cincos grupos solicitan que se convoque una comisión extraordinaria para atajar la problemática del barrio desde distintos ámbitos

Los cinco grupos de la oposición respaldaron ayer las propuestas presentadas por los vecinos de Laviada para solucionar el problema de inseguridad que sufren en el barrio. De hecho, PSOE, Xixón Sí Puede, IU, PP y Ciudadanos solicitarán hoy ante el Registro General del Ayuntamiento que el equipo de gobierno convoque una comisión extraordinaria de Urbanismo. Asimismo, pedirán que en la reunión estén presentes los concejales «Esteban Aparicio y Eva Illán, como responsables de Seguridad Ciudadana y Servicios Sociales», ya que la solución a la inseguridad del barrio pasa por actuar también en esos ámbitos, explicó Estefanía Puente, concejala de Xixón Sí Puede. La edil recordó que su grupo municipal ya había solicitado, meses atrás, un plan de actuación comunitario por problemas similares en otras zonas de la ciudad.

La oposición estuvo de acuerdo en que «el origen del problema» está en las naves abandonadas situadas en el entorno del parque de Teodoro Cuesta, por lo que es necesario que «se active el protocolo correspondiente» para garantizar la seguridad, indicó Sandra Moreda, representante de Ciudadanos.

Por su parte, la concejala socialista Marina Pineda señaló que «existen mecanismos legales para requerir a los propietarios de las naves que las mantengan en las adecuadas condiciones de seguridad y salubridad».

Pablo González, edil del PP, remarcó que «nadie va a imponer una solución al equipo de gobierno, sino que se trata de ver las posibilidades», en referencias a las actuaciones que pueden llevarse a cabo en las naves abandonadas, bien sea tapiar o, incluso, derribar en algunos casos.

Ana Castaño, concejala de IU, consideró que los altercados que suceden casi a diario y la situación de marginalidad de los transeúntes que ocupan la zona del parque deriva «de no haber intervenido cuando el problema se estaba gestando, lo que ha generado uno mucho mayor». Respecto a la asociación de vecinos, continuará con las protestas.