El Comercio

Costa Verde premia la excelencia tras la barra

  • Víctor Manuel García, de Casa Víctor, elegido 'Gijonés ejemplar'

  • Diecisiete hosteleros serán distinguidos por el colectivo el 18 de octubre

Víctor Manuel García, el alma de Casa Víctor, ha sido distinguido con el premio 'Gijonés ejemplar' por el grupo de hostelería Costa Verde en sus tradicionales galardones, que otorga cada año. El popular propietario del local playu, que cerró sus puertas en 2007 después de casi cuarenta años de actividad, será homenajeado, el próximo 18 de octubre, junto a otras dieciséis personas vinculadas al mundo de la hostelería. En el capítulo de premiados, además de García, figura Esther Manzano, que regenta el restaurante Gloria; Darío Marbám (sidrería Miravalles), por su parte, ha sido elegido 'Escanciador del año'; mientras que Juan Alfredo Alonso (La Fragata) y Luciano Castañón (café Gregorio) se han alzado como 'Camarero del año' y 'Barman del año', respectivamente. La 'Destreza, simpatía y sonrisa' de María Jesús Díaz (cafetería El Ancla) la han hecho valedora de esta distinción. En el apartado de medio de comunicación, el ganador fue Camilo Sousa, presentador del programa 'Mochileros'.

Asimismo, el grupo de hostelería Costa Verde -fundado en el año 1994- homenajeará a una decena de socios en la comida de hermandad programada para este mes. Los elegidos son: Roberto Fernández, de la cafetería Xanadú; Maximino Rosada, del restaurante Ibérica; José Ángel Fernández, de la sidrería Fondón; Ángel Sierra, de la sala de fiestas Aloha; Consuelo Caamaño, de La Chicuelina; Carlos Miranda, de la cafetería El Diamante; Manuel Amador Moreno, de la sala Eros; Gerardo Ordás, de la cafetería Laredo; María del Pilar Menéndez, de Roger's, y Javier Rionda, del bar Sanfer.

Los hosteleros recibirán el aplauso de sus compañeros en una comida de confraternización. Previamente, a la una de la tarde, se celebrará una misa, en la iglesia de San Pedro, en memoria de los socios fallecidos. Una hora después, será cuando se trasladen a La Carbayera para tomar el aperitivo, primero, y dar buena cuenta de la comida después.