El Comercio

Arrestado un camionero con una tasa de alcohol de 0,97 y por consumo de cannabis

  • M. T., portugués de 44 años, sextuplicaba los niveles permitidos y fue detectado en la báscula de pesaje de Veriña

Conducía un camión con una carga de 40 toneladas bajo los efectos del cannabis y con una tasa de alcohol seis veces superior a la permitida. La Guardia Civil detuvo el martes por la mañana a un camionero portugués de 44 años, M. T. por un grave delito contra la seguridad vial. Fue detectado en la báscula de pesaje de Veriña, donde aún permanece confiscado su vehículo, articulado y de gran pesaje.

Tal y como explicaron desde la Comandancia de Gijón, los agentes detectaron al conductor la mañana del jueves en el transcurso de un control de pesaje que los efectivos del Sector de Tráfico de Asturias realizaban en colaboración del personal de la Consejería de Transportes del Principado en la instalación de vehículos pesados en Veriña, a la altura del kilómetro 4,5 de la carretera AS-19 (Gijón-Avilés).

En un primer contacto con el hombre, los agentes ya se percataron de que presentaba supuestos síntomas de embriaguez. En la primera prueba de alcoholemia a la que fue sometido arrojó un resultado de 0,97 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, una tasa seis veces superior a la permitida para los conductores profesionales, que es de 0,15.

En dos pruebas posteriores, el resultado fue de 0,92 y 0,93 miligramos por litro de aire espirado. Ante la sintomatología externa que el conductor presentaba, se procedió a realizarle también la prueba de detección de drogas, en la que dio positivo por consumo de cannabis.

Retirada del carné

El hombre fue detenido por un delito contra la seguridad vial. Asimismo se procedió a la confección de los preceptivos boletines de denuncia, que fueron remitidos a la Jefatura Provincial de Tráfico. Fue puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 4, donde se celebró un juicio rápido tras el cual se le retiró el permiso de conducir. El vehículo, que transportaba piezas metálicas con destino a la factoría de Arcelor desde Alemania, quedó inmovilizado en el lugar de detención a la espera de la retirada del mismo, extremo que hasta la fecha no se ha producido.