El Comercio

Incumple la orden de alejamiento hacia su expareja en Nuevo Roces

Un vecino de Mieres de 37 años fue detenido en la tarde de ayer por la Policía Local acusado de infringir una orden de alejamiento de su exmujer. La centralita del 092 recibió sobre las 17 horas el aviso de la víctima, que indicaba que su expareja la había estado molestando, incumpliendo con ello dicha orden de protección, considerada de riesgo alto.

Se puso en marcha inmediatamente un plan de emergencia, encaminado por un lado a proteger a la denunciante y por otro a localizar al agresor. Después de una búsqueda exhaustiva, fue localizado por una pareja de motoristas de la Policía Local en el barrio de Nuevo Roces.

«Tras advertir la presencia policial, el sospechoso abandonó el lugar a la carrera, por lo que fue perseguido y alcanzado por los agentes tras recorrer diversas calles de la zona. Al ser alcanzado ofreció una fuerte resistencia», tal y como explicaron desde el área de Seguridad Ciudadana a través de un comunicado. Tras ser asistido en un centro sanitario, fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional.