El Comercio

La reunión del viernes en la EMA, aún con los vecinos.
La reunión del viernes en la EMA, aún con los vecinos. / JORGE PETEIRO

Los vecinos se van de la reunión sobre la calidad del aire por las críticas de la Cámara

  • El representante cameral les acusó de criminalizar a las empresas y afeó a las administraciones que cedieran a sus presiones

Los representantes vecinales de la zona oeste abandonaron el viernes la reunión de la comisión de seguimiento del plan de calidad del aire por el «hostigamiento y amenazas» de la Cámara de Comercio. Durante el encuentro el representante cameral afeó a las administraciones local y regional sus cesiones ante las demandas de la ciudadanía, que el órgano empresarial entiende que solo tienen un fin «mediático». También acusó a los vecinos de «criminalizar» a las empresas y advirtió de la posibilidad de iniciar acciones legales si mantenían la misma actitud.

Una de las personas que dejó la sala antes de que concluyera la reunión fue José Luis Fernández Bernardo, de la asociación de vecinos de Bareza-Lloreda. «Nosotros estamos a favor de que las empresas creen puestos de trabajo. Somos un barrio obrero. Pero también miramos por la salud de los vecinos, que sufren a diario los problemas de la contaminación», argumentó. Añadió que «aunque nos dicen que gran parte de la culpa es de los coches los datos han mejorado en horario diurno mientras que por la noche se ha triplicado la contaminación. Y a esas horas hay menos tráfico o nada».

Junto a él se fue también por el malestar con las palabras de la Cámara José Luis Rodríguez Peón, de la asociación Virgen de la Soledad de Pescadores. «Esa política de enfrentar a los trabajadores con los vecinos no va a ningún lado. Nosotros también somos trabajadores y lo que pedimos es que se invierta en la zona para reducir la contaminación, que podamos respirar un aire más limpio y que las calles no estén como ahora, que dan dolor». Lamentó también que se hiciera referencia a una supuesta falta de solidaridad: «¿Cómo se atreven a llamarnos insolidarios si en la zona oeste soportamos el 100% de la industria pesada, el tráfico del puerto, los polígonos industriales y un montón de camiones? Parece que ahora no podemos ni protestar».

Sonia Souto, de la asociación Santa Cruz de Jove, también criticó la «actitud amenazante» de la Cámara y consideró que «no pedimos nada fuera de lo normal, solo que cumplan la normativa. No vamos contra nadie».

La Cámara entró en la comisión de seguimiento del plan de calidad del aire en noviembre, cuando el órgano pasó de veinte a veintiún miembros. Ya estaban representadas de forma directa ArcelorMittal, Cementos Tudela Veguín, HC y EBHISA.