El Comercio

«Hay un ambiente estupendo»

Cientos de gijoneses, preparados para echarse a andar por una buena causa en una jornada en la que, además, acompañó el tiempo.
Cientos de gijoneses, preparados para echarse a andar por una buena causa en una jornada en la que, además, acompañó el tiempo. / ARIENZA
  • Los participantes resaltan la importancia del carácter altruista de la marcha organizada por EL COMERCIO

  • Personas de toda edad y condición disfrutan de una ruta que se completó «a buen ritmo»

Un día espléndido fue lo que se encontraron las 2.430 personas que se animaron a cubrir ayer los nueve kilómetros de la IV Marcha Familiar organizada por EL COMERCIO en favor de Proyecto Hombre. Muchos fueron los que resaltaron la perfecta temperatura para caminar y la perfecta organización, lo que, en su opinión, contribuyó a crear «un ambiente estupendo» en todo el recorrido.

Una de las participantes, Dina, trabajadora de La Caixa, realizó el trayecto en compañía de sus padres, Conchi y Nicasio, y los tres resaltaron que «se crea un muy buen clima. Eso sí, hemos caminado a buen ritmo, pero toda la gente estaba muy animada».

También muy contenta culminó la ruta la familia formada por Bárbara, Javier y sus hijas Sofía y Saray. Reconocieron que «se hizo muy rápido», aunque hay que tener en cuenta que fueron de los primeros en llegar a la meta. Esta familia lleva participando en las cuatro marchas solidarias organizadas por EL COMERCIO, porque creen que «es una forma de contribuir para ayudar a quien lo necesita y, al mismo tiempo, pasarlo bien».

Pilar, Óscar, Miriam y Joana también completaron la marcha en grupo. A algunos se les hizo corta y a otros, no. Pero esa discrepancia no les impidió estar de acuerdo con que «es una actividad muy tranquila. Está fenomenal». Más cansados llegaron a la meta los jóvenes Diego, Elena, Inés y Pablo. «Es la primera vez que hacemos la marcha, pero seguro que repetiremos. Ahora toca el avituallamiento», apuntaban.

Camino hizo la ruta en compañía de sus hijos Javier y Jesús, que aseguraron que «fue una marcha preciosa. Repetiremos seguro, porque es una experiencia increíble. Además, lo mejor de todo es que se trata de ayudar a Proyecto Hombre. Se ve que hay mucha gente que piensa lo mismo y se anima a participar».

Mari Luz y Ginés ya habían participado en estas marchas en otras ocasiones, pero esta vez implicaron a Mely, Diego y José Ramón. Los cinco se mostraron convencidos de que «hay que hacer más actividades solidarias como esta. Estamos seguros de que repetiremos, porque nos prestó mucho».

Los gijoneses Jesús e Ima hicieron que ayer participara en la marcha la ovetense Belén, que se lo pasó «fenomenal. Es precioso. Nos solemos apuntar a todo este tipo de iniciativas y está genial. El año que viene volvemos seguro».

Todos los participantes consideran fundamental el cariz solidario que tiene esta marcha familiar, pero es que Alejandra, Mónica, Ainoa y Bárbara, que trabajan en Paco Martínez, creen que «es espectacular. Habría que hacerlo todos los fines de semana por una causa». Y es lo mismo que piensan Fran, Nerea, Fany, Sofía, Sara y José, que reivindican «un buen fondo para la gente que lo está pasando mal por la crisis».