El Comercio

«La jura de bandera respondió al espíritu que nos habíamos marcado»

Pedro Pablo Dromant, Manuel Cristóbal, Francisco Jesús Hernández Berasaluce, Roberto Álvarez, Alejandro Cueto-Felgueroso y Amelia Sánchez, con las placas de recuerdo que recibieron.
Pedro Pablo Dromant, Manuel Cristóbal, Francisco Jesús Hernández Berasaluce, Roberto Álvarez, Alejandro Cueto-Felgueroso y Amelia Sánchez, con las placas de recuerdo que recibieron. / J. PETEIRO
  • Los promotores del acto, «muy emocionados y satisfechos» con la participación de los 750 jurandos asturianos

La jura de bandera civil celebrada anteayer en el recinto de Las Mestas resultó no solo todo un éxito sino un verdadero récord, al superar con creces la convocatoria similar más multitudinaria celebrada hasta ahora y que había tenido lugar en junio del año pasado, en Barcelona, con la participación de 607 personas. En Gijón se congregaron 750 jurandos en lo que resultó ser un acto sin precedentes.

Tal es así que sorprendió incluso a los promotores del acto y al propio Ayuntamiento de Gijón. El concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transportes, Esteban Aparicio, explicó que «fue la mayor jura de bandera de personal civil celebrada en España, por lo que creo que se ha cubierto el objetivo del evento», que no era otro que «acercar las Fuerzas Armadas a la sociedad gijonesa, brindándole la oportunidad de expresar o renovar su compromiso con la defensa de los intereses colectivos de toda la ciudadanía».

Eladio de la Concha es uno de esos promotores del acto, junto a Alejandro Cueto-Felgueroso, Pedro Pablo Dromant, Manuel Cristóbal, Amelia Sánchez, Francisco Jesús Hernández y Roberto Álvarez. De la Concha aseguró que el acto «salió muy bien. Fue todo un éxito, con muchísima participación de jurandos». Por ello, indicó, todos los que promovieron la jura de bandera civil «estamos muy emocionados. Creo que todo respondió al espíritu que nos habíamos marcado. Estamos muy satisfechos».

De la misma opinión fue Alejandro Cueto-Felgueroso, quien resaltó que «la organización del Ejército fue estupenda. Creo que fue un acto maravilloso y la gente salió encantada. Fue todo muy emotivo». Y es que se partió con una solicitud para que juraran bandera 140 personas y se terminó con 750 jurandos.