El Comercio

Música y juegos en familia en el día más 'prestosu' del asturiano

  • El buen tiempo animó a que muchas familias participaran al mediodía en la comida popular organizada junto al tendayu

Decenas de familias disfrutaron ayer en el Muséu del Pueblu d'Asturies de la cuarta edición del Día de la Reciella, una jornada de actividades para toda la familia que tiene el asturiano como eje central. Este año la principal novedad fue la carrera por relevos y no competitiva Entaína, donde adultos y niños se pasaban simbólicamente el testigo de la llingua, representado por letras de madera. Entre los participantes estuvo el jugador del Sporting Nacho Cases. También hubo un partido de exhibición de las categorías infantiles del Unión Club de Ceares, que contó con narración en directo en asturiano. No faltaron los cuentacuentos, los pintacaras y los juegos tradicionales.

El buen tiempo animó a que muchas familias participaran al mediodía en la comida popular organizada junto al tendayu. La jornada se cerró, ya por la tarde, con un concierto de Bestiariu.