El Comercio

Iluminación en el paseo de Begoña.
Iluminación en el paseo de Begoña. / PALOMA UCHA

Europa da a Gijón 21,7 millones para renovar su alumbrado, pero deniega 15 para barrios

  • El Fondo Europeo de Eficiencia Energética ayudará a sustituir 55.000 farolas, para ahorrar cada año 1,9 millones en luz

Cara y cruz para las arcas municipales. El Fondo Europeo de Eficiencia Energética, una iniciativa de cooperación público-privada que cuenta con el respaldo de la Comisión Europea, el Banco Europeo de Inversiones, Deutsche Bank y la Cassa Depositi e Prestiti italiana, ha dado su visto bueno presentado por el Ayuntamiento de Gijón para la renovación de 55.000 puntos de luz en toda la ciudad, lo que supondrá una ayuda de 21,7 millones de euros.

Por otro lado, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas acaba de publicar el resultado de la primera convocatoria de ayudas para estrategias de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (DUSI), financiada con fondos Feder. Esta línea reservaba 17,7 millones de euros para Asturias, por los que pujaron Gijón, Oviedo, Siero, Avilés y Mieres. La primera presentó proyectos por un total de 15 millones de euros -a los que debería sumar 3,8 más con fondos propios-, el máximo permitido para las ciudades de más de 50.000 habitantes. Sin embargo la puntuación obtenida en la valoración técnica de la propuesta fue insuficiente y finalmente Gijón no recibirá ayuda alguna. Tampoco lo harán Oviedo ni Siero.

Los únicos ayuntamientos asturianos que recibirán financiación en el marco de esta convocatoria serán Avilés, con diez millones, y Mieres, con cinco. El resumen publicado por el Boletín Oficial del Estado destaca que en Asturias han quedado sin asignar 2,7 millones de euros. El consistorio gijonés señaló ayer en un comunicado que «para la elección de estas ayudas se cuenta con el apoyo de la Comunidad Autónoma, que es oída en el proceso». Adelantó además su intención de concurrir a la segunda convocatoria de estos fondos, que se abrirá a mediados de diciembre y reservará para Asturias una dotación de 10,3 millones de euros a repartir entre los municipios concurrentes. «El Ministerio también ha anunciado que agregará más fondos para el desarrollo de estrategias, aunque aún no se ha especificado dicha cantidad».

Natahoyo, Centro y Cimavilla

La estrategia DUSI de Gijón contemplaba once líneas de actuación y 31 «macroproyectos» a desarrollar en los barrios de Cimavilla, el centro y El Natahoyo, un área en la que residen 31.400 personas y en la que hay amplias zonas de suelo industrial en desuso, un parque de viviendas antiguo o con problemas de accesibilidad, un elevado nivel de paro, población envejecida y problemas de congestión de tráfico y contaminación atmosférica y acústica. El objetivo era dar solución a estos problemas trabajando con tres objetivos estratégicos: crear en el área una actividad económica innovadora que compartiera espacio con otros usos y aportara valor a la ciudadanía; generar condiciones que favorezcieran el desarrollo profesional y personal de la ciudadanía; e impulsar un entorno bajo en carbono, apoyado en la concienciación ciudadana con respecto al medio ambiente y el uso de tecnologías que permitiera generar nuevos modelos de negocio.

Para cumplir con el primer objetivo se proponían 12 proyectos presupuestados en 5,1 millones de euros y entre los que se incluían desde la regeneración de los suelos de Naval Gijón hasta la dotación de nuevos usos para Tabacalera. Entre las operaciones concretas se mencionaban la construcción de un espacio para el fomento de la cocina creativa (500.000 euros), el fomento de los huertos urbanos y las prácticas ecológicas (120.000), la creación de viveros y residencias de empresas de nueva economía (350.000), el impulso de los espacios de 'coworking' (450.000), el fomento de la economía azul -actividades ligadas al mar (850.000) o la «inclusión social y residencial efectiva», asegurando el acceso a la vivienda (1.025.000).

El segundo eje, centrado en el capital intelectual, contemplaba 5,4 millones de euros para programas de formación que facilitaran adaptar perfiles profesionales a las demandas de los sectores emergentes (1,5 millones), la construcción de un 'hub de emprendimiento' que ofreciera espacios a los emprendedores (1,2 millones) y programas para la atracción del talento y el fomento del bienestar social «mediante espacios públicos accesibles y funcionales» (2,6 millones).

La tercera línea de la estrategia estaba orientada a la creación de un entorno bajo en carbono. Comprendía 13 proyectos, presupuestados en 7,5 millones de euros, que iban desde la creación de redes de calefacción y refrigeración urbanas -conducciones que darían servicio a grupos de edificios, que compartirían instalación- hasta la rehabilitación de viviendas para mejorar su eficiencia energética. Por ejemplo, se reservaban 750.000 euros a la creación de aparcamientos disuasorios con lanzaderas, la electrificación de la flota de EMTUSA, la optimización de rutas y la incorporación de mapas de emisiones para disuadir del uso de los vehículos particulares. Otros 250.000 euros servirían para actuar tanto en los sistemas de aire acondicionado e iluminación de los edificios públicos como en la mejora de su aislamiento térmico.

Iluminación inteligente

El plan rechazado por el ministerio también incluía 1,8 millones de euros para la renovación del alumbrado público, con luminarias más eficientes, uso de energía renovables y un sistema de alumbrado inteligente dentro del área de actuación ya indicada, esto es, El Natahoyo, Cimavilla y el centro. El objetivo era extender a estos barrios el proyecto para incorporar a las farolas dispositivos que permiten un control individualizado de cada punto, lo que ayuda a lograr un consumo más eficiente y una mejora de la iluminación.

Gijón ha empezado a experimentar ya con este alumbrado inteligente a través de un contrato con T-Systems para sustituir 1.100 puntos de luz, en el Parque Científico y Tecnológico y algunas calles del centro. Los dispositivos LED que se instalen en estas farolas incluirán un nodo que emitirá constantemente información a un sistema central sobre si está encendida o no, su potencia, consumo, etcétera. Recientemente el Ayuntamiento recibió del Ministerio de Industria una ayuda de 4,4 millones para varios proyectos de modernización, entre ellos la extensión del alumbrado inteligente a 3.400 puntos más del centro y La Arena.

Ahora con la colaboración del Fondo Europeo de Eficiencia Energética podrá renovar 55.000 puntos de luz adicionales en toda la ciudad, lo con un ahorro del consumo estimado en 1,9 millones de euros al año. El proyecto incluye la gestión eficiente de 85 edificios municipales.

Temas