El Comercio

El gobierno devuelve el Plan Estratégico al Consejo Social

Tras haber dado en junio por completada la tramitación del Plan Estratégico de Gijón 2016-2026 con su exposición ante el Consejo Social de la ciudad, el gobierno da marcha atrás en su aprobación definitiva y devuelve el documento a ese órgano para que emita un informe sobre su contenido. Miembros del Consejo Social habían manifestado su malestar por que el plan estratégico no se hubiera sometido a votación el día que les fue presentado, algo que el gobierno justificó argumentando que al ser un ente meramente consultivo bastaba con «haber dado cuenta» del documento. Con posterioridad, no obstante, el Pleno aprobó a iniciativa de Ciudadanos en la que instaba al gobierno a solicitar al Consejo Social un informe sobre el plan y a que tuviera en consideración sus conclusiones, incorporando al texto las modificaciones necesarias. El acuerdo plenario tuvo el apoyo de PSOE, Xixón Sí Puede y Ciudadanos y el voto en contra de Foro.

La alcaldesa ha hecho llegar de nuevo el contenido del plan estratégico a todos los miembros del consejo social, junto a una plantilla para que propongan «modificaciones, eliminaciones o nuevas aportaciones». Se podrán presentar propuestas hasta el 31 de octubre. A finales de año se convocará al consejo «con objeto de consensuar las aportaciones recibidas». Las que no tengan consenso se votarán, siendo necesario obtener la mayoría absoluta.