El Comercio

Ingresa en prisión tras dejar herido de gravedad a su compañero de piso y huir en taxi a León

  • El lesionado fue encontrado semiinconsciente por una mujer en Tremañes. En principio fue trasladado a Jove, pero el agravamiento de su estado obligó a trasladarlo al HUCA

Un hombre de 57 años ha ingresado en prisión tras ser detenido por la Policía Nacional por causar lesiones graves con un palo de madera a un amigo de 60 que se negó a abandonar el piso que ambos compartían en Gijón.

Tras la agresión huyó de su domicilio en taxi y viajó hasta León, ciudad en la que fue detenido. La víctima fue ingresada en el Hospital Universitario de Asturias, en donde evoluciona favorablemente de sus heridas.

Una mujer encontró el pasado sábado, a las 8:00 horas, al hombre en estado semiinconsciente en una calle de Tremañes y un taxista lo trasladó al hospital de Jove con múltiples contusiones, aunque, finalmente, fue remitido al centro ovetense por el agravamiento de su cuadro clínico.

Los Policías realizaron indagaciones para conocer lo sucedido a la víctima quien, debido a su estado, no había podido explicar el origen de sus heridas . En el desarrollo de la investigación pudieron averiguar que compartía piso con otro hombre y que esa noche habían mantenido una discusión por problemas de convivencia.

Los agentes trataron de localizar al propietario de la vivienda pero descubrieron que había abandonado Gijón en un taxi en el que había viajado hasta la provincia leonesa. La colaboración del taxista que informó a la policía sobre el aspecto desaliñado y extraño comportamiento del viajero que había trasladado hasta la estación de autobuses de León, permitió establecer un dispositivo par la inmediata detención de esta persona y evitar su huída a la capital de España.

Disputa por no abandonar el domicilio y agresión con un palo de madera

Una vez arrestado por agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de León fue trasladado hasta Gijón, localidad en la que se había producido la agresión y donde se estaban tramitando las diligencias para el esclarecimiento de las circunstancias en las que tuvo lugar la misma. El detenido, en su declaración, explicó que el origen de la disputa había sido que su compañero se negaba abandonar la vivienda en la que le había cobijado durante unos meses y que esa negativa había desencadenado una discusión que habían mantenido durante horas.

Según su relato, el aumento de la crispación entre ambos les había llevado a agredirse mutuamente hasta que la víctima le había amenazado con un cuchillo y entonces el detenido admitió haberle golpeado reiteradamente con un palo. Después de la agresión le había obligado a marcharse de casa herido y descalzo y, fue allí donde lo había encontrado una viandante que le asistió y que siguiendo sus indicaciones había llamado a un taxi para que lo trasladara al Hospital.

Los investigadores realizaron un registro en la vivienda donde sucedieron los hechos e intervinieron un palo de madera con manchas de sangre, supuestamente el arma utilizada en la agresión y un cuchillo de cocina.

El detenido contaba con antecedentes por lesiones, malos tratos y resistencia a agente de la autoridad. Pasó el domingo a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia que dispuso su ingreso en prisión por lesiones graves. La víctima, un hombre de 60 años, continúa ingresado en el HUCA con evolución favorable de sus lesiones.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada de Policía Judicial de Gijón con la colaboración de agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de León .

Temas