El Comercio

La fiscal de los 'nueve del Jovellanos' sufre un sabotaje en el edificio donde vive

La fiscal Berta Fernández, ayer, mientras abandonaba la sede del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en Oviedo.
La fiscal Berta Fernández, ayer, mientras abandonaba la sede del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, en Oviedo. / ROJAS / PIÑA / LORENZANA
  • La Policía investiga quién clausuró con cinchas la puerta de su portal justo el día en el que arrancaba el juicio en Oviedo

El portal de la vivienda de la fiscal Berta Fernández, que ejerce esta semana la acusación pública en el juicio de 'los nueve del Jovellanos', sufrió un atentado la madrugada del lunes, justo el día en el que arrancaba la vista oral en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) por las supuestas agresiones a policías durante una manifestación en apoyo al pueblo palestino. La puerta del portal amaneció ese día cerrada por fuera con varias bridas de precintar, lo que imposibilitaba a los vecinos abandonar el edificio. Quedaron encerrados en el interior del mismo, ubicado en una céntrica calle gijonesa.

Se da la circunstancia de que la primera en percatarse del sabotaje fue la propia familia de la fiscal al disponerse a salir a primera hora de la mañana. Comprobaron que no se podía abrir la puerta desde dentro. En un primer momento consideraron que podría tratarse de un problema con el mecanismo de la apertura, si bien a los pocos minutos se percataron que la puerta estaba bloqueada con cinchas desde la parte exterior. Varias personas desde fuera consiguieron cortar los utensilios empleados durante la madrugada para dejar inutilizado el portal e impedir que los vecinos del edificio pudiesen abandonarlo.

Según ha podido saber este periódico, Berta Fernández no ha denunciado los hechos en la Comisaría, si bien la Brigada de Información del Cuerpo Nacional de Policía investiga de oficio lo ocurrido para intentar identificar a los responsables. Las primeras pesquisas apuntan a que podría tratarse de un intento de sabotaje para que la representante del ministerio fiscal llegase tarde al juicio. Un extremo que no se produjo, ya que la vista oral estaba previsto que empezase a las 10 de la mañana, pero se retrasó una hora a petición de una de las abogadas de la defensa.

Ámbito personal

Aún con todo, en la Fiscalía existe una importante preocupación por lo sucedido, que afecta directamente al ámbito personal de la funcionaria. Existe la posibilidad de que personas relacionadas con el procedimiento judicial en el que participa a lo largo de esta semana la hayan seguido para conocer su domicilio particular.

Para la Policía, los hechos no parecen casuales, por lo que se están llevando a cabo las gestiones oportunas para ponerle cara y nombre a las personas que bloquearon con cinchas el portal. Las cámaras de seguridad de los negocios del entorno e incluso las colocadas por el área de Seguridad Ciudadana para la regulación del tráfico en el casco urbano podrían ser determinantes en el esclarecimiento de este episodio.

La fiscal ejerce la acusación pública contra las nueve personas que fueron detenidas en relación a los altercados que se registraron a las puertas del teatro Jovellanos en julio de 2014. Solicita para el exconcejal de Izquierda Unida Jesús Montes Estrada, 'Churruca', una condena de tres años de prisión por dos delitos de lesiones a los policías y dos faltas de lesiones. Enrique López, actual diputado de Podemos y que en el momento de los hechos no ejercía cargo público, se enfrenta a un año de cárcel.

Los otros siete procesados, entre los que se encuentra un hijo de Jesús Montes Estrada, afrontan penas de cárcel entre los 6 meses y el año de prisión, además del pago de indemnizaciones y de responsabilidad civil a los cinco agentes que resultaron con lesiones y permanecieron hasta dos meses de baja laboral.