El Comercio

Foro plantea la gratuidad de cursos y actividades para personas con pocos recursos

Niños en un taller de cocina organizado por el Jardín Botánico Atlántico.
Niños en un taller de cocina organizado por el Jardín Botánico Atlántico. / DANIEL MORA
  • La oposición considera que la propuesta es limitada, tiene criterios restrictivos y obliga a los solicitantes a una excesiva «burocracia»

La concejala de Hacienda, Ana Braña, presentó ayer los «criterios de distribución de ayudas de carácter social» que pretende incluir en el presupuesto de 2017, que tienen como objetivo garantizar el acceso de las personas con pocos recursos a diversos cursos y actividades organizados por el Ayuntamiento y sus empresas y organismos dependientes.

Actualmente determinados colectivos disfrutan ya de bonificaciones del 50% en algunas matrículas, reducción que en cumplimiento de un acuerdo plenario el gobierno propone ampliar ahora al 100%. No será a través de descuentos directos en los precios, sino mediante la concesión de ayudas equivalentes a la totalidad del precio de la actividad subvencionada. La oposición pidió ayer, entre otras cosas, que se minimice en la medida de lo posible la «burocracia» para acceder a esas ayudas. La aprobación de los criterios de concesión es competencia de la junta de gobierno, aunque Foro se mostró dispuesta a aceptar «sugerencias» del resto de grupos.

Las ayudas permitirán acceder de forma gratuita a los cursos, talleres y actividades de la Fundación Municipal de Cultura -con el límite de un curso al año, a excepción de los inmigrantes, que podrán acceder a dos si uno de ellos es el de 'Español para extranjeros'-, del Jardín Botánico o Medio Ambiente -una actividad como máximo-, del Patronato Deportivo Municipal -un curso o actividad por persona en los programas de Vacaciones Deportivas, abono deporte, abono a las piscinas municipales, escuelas deportivas y en cada programa lectivo de octubre-junio-, las actividades de ocio y tiempo libre de Servicios Sociales, las orientadas a niños y jóvenes con capacidades diversas, las actividades de verano para niños y jóvenes y el programa 11x12.

Podrán optar a ellas los desempleados de larga duración y los perceptores de pensiones no contributivas, el subsidio no contributivo de desempleo, la renta activa de inserción, el salario social básico y la ayuda a familias de la Fundación Municipal de Servicios Sociales. En el caso del 11x12 la gratuidad será solo para beneficiarios de becas-comedor.

La concejala socialista Marina Pineda consideró que la propuesta presentada ayer «no cumple» con el acuerdo plenario adoptado a iniciativa de su grupo, pues se trata de «ayudas parciales» que no garantizan una completa igualdad de acceso a las actividades municipales para las personas con rentas más bajas. Criticó que estas matrículas gratuitas «se limiten a una actividad anual» y consideró excesiva la tramitación que se exige a sus potenciales beneficiarios. Puso como ejemplo lo que ocurrirá en el 11x12. Actualmente los beneficiarios de becas comedor acceden gratuitamente a este programa. El próximo año deberán pedir la ayuda correspondiente. Otra muestra de «burocracia» hinchada se da con los criterios para la subvención total del abono deporte. Transcurridos seis meses desde su concesión, los perceptores deben «volver a solicitar la ayuda, aportando toda la documentación necesaria para su concesión».

También Nuria Rodríguez, de Xixón Sí Puede, rechazó el «nudo» que en su opinión supone pedir a las familias «presentar los mismos documentos que ya han tenido que presentar en el Ayuntamiento cientos de veces». Ana Castaño, de IU, también consideró «restrictivos» algunos requisitos, como el que exige a los parados de larga duración demostrar que ejercen «una búsqueda activa de empleo». Para ello deberán acreditar el envío de currículos a empresas, la realización de entrevistas o su inscripción en agencias de colocación autorizadas o portales de empleo.

Ordenanzas fiscales

La plusvalía, único gran tributo que aceptará enmiendas

Por otra parte, la junta de gobierno aprobó ayer su propuesta de modificación de las ordenanzas fiscales para 2017. La oposición tendrá hasta el 20 de octubre para presentar enmiendas, pero solo a aquellas tasas e impuestos que registren cambios con respecto a 2016.

En un escenario general de congelación, la plusvalía es el único tributo de envergadura que podrá recibir aportaciones del resto de grupos. El gobierno propone cambios menores en la ordenanza que lo regula, como por ejemplo la documentación necesaria para acceder a las descuentos por 'vivienda habitual', aunque esto abre la puerta a cualquier enmienda con respecto al tipo impositivo o las bonificaciones a las que tienen derecho los contribuyentes.

También se revisará el impuesto de construcciones, que reporta cada año 2,5 millones de euros al Ayuntamiento. En este caso, en cumplimiento de un acuerdo del Pleno aprobado a iniciativa del PP, se añade una bonificación del 50% para aquellas obras que tengan como finalidad «fomentar la accesibilidad y eliminar barreras arquitectónicas». Por otra parte, la tasa de 125,80 euros que se cobra actualmente a las entidades financieras por los cajeros automáticos orientados a la vía pública se extenderá a otras sociedades «que tengan por objeto la prestación de servicios de pago» con cajeros o elementos similares.

Finalmente se modificará la ordenanza general de gestión para facilitar el aplazamiento y fraccionamiento de pagos. Actualmente solo pueden acogerse a estas opciones las deudas tributarias superiores a 301 euros. En 2017 se suprimirá este mínimo, salvo en el caso de las deudas por sanciones. Las deudas de menos de 10.000 euros podrán aplazarse hasta 18 meses, las de 10.000 a 20.000 euros 12 meses y las de 20.000 a 30.000 euros 9 meses. Si se presenta aval bancario, todos estos plazos podrán aumentarse hasta los 36 meses. Para las deudas de más de 30.000 euros será imprescindible presentar una garantía para poder ampliar el plazo hasta los 36 meses.

Contribución congelada

XSP e IU piden subir el IBI a las grandes superficies

Tanto Xixón Sí Puede como IU lamentaron que el procedimiento establecido para la aprobación de las ordenanzas no les permita plantear cambios en el IBI, que se congelará en 2017. Nuria Rodríguez aseguró que su partido presentará igualmente una propuesta para subir este impuesto «a las grandes superficies y grandes corporaciones». Ana Castaño añadió que a su grupo le gustaría reproducir en Gijón la modificación propuesta por el tripartito de Oviedo para poner un tipo más alto en 2017 «a los inmuebles de uso comercial, industrial o dedicados al ocio que tengan un valor patrimonial por encima del millón de euros».

El concejal de Ciudadanos, José Carlos Fernández Sarasola, calificó de «demasiado limitada» la propuesta de ordenanzas fiscales presentada por Foro. «Llevamos tiempo demandando más valentía en esta materia. Se necesitan rebajas y bonificaciones que favorezcan a las familias de clase media, las grandes olvidadas en esta crisis, y a los autónomos y pequeñas empresas».