El Comercio

Juzgado un hombre por dejar ciega de un ojo a una camarera

  • El fiscal mantuvo los nueve años de prisión que solicitaba de forma inicial al considerar que existen pruebas que incriminan directamente al procesado, quien se encuentra en prisión provisional desde que ocurrió el grave incidente

La Sección Octava de la Audiencia Provincial acogió en la mañana de ayer el juicio a un individuo que está acusado de golpear a la camarera de un club de alterne y dejarla ciega de un ojo. El fiscal mantuvo los nueve años de prisión que solicitaba de forma inicial al considerar que existen pruebas que incriminan directamente al procesado, quien se encuentra en prisión provisional desde que ocurrió el grave incidente, hace dos años.

A la vista oral no acudió la víctima, ni tampoco una camarera que presenció los hechos y que estaba citada como testigo. El escrito del ministerio público señala que el acusado -de origen portugués- agredió con un vaso roto en la cara a la chica, lo que le provocó un profundo corte en ambos párpados y una lesión cortante en el globo ocular derecho.

La víctima sufrió la pérdida de visión del ojo afectado y permaneció ingresada en el hospital durante trece días debido a las graves lesiones sufridas. El hombre aseguró ayer en su declaración ante el magistrado Bernardo Donapetry que no fue un ataque, sino una pelea, de hecho, él también denunció a la chica por las lesiones que sufrió. El fiscal mantuvo la petición de la condena.