El Comercio

En prisión por agredir de forma brutal a un amigo y huir en taxi a León

  • Le golpeó en repetidas ocasiones en la cabeza con un palo durante una discusión que se inició al pedirle que abandonara su piso de Tremañes

Agredió brutalmente a su compañero de piso en Tremañes e intentó huir cogiendo un taxi a León. Agentes de la Policía Nacional han detenido a un individuo de 57 años acusado de golpear violentamente en la cabeza a un amigo que se negaba abandonar el piso que ambos compartían desde hacía varios meses. El hombre pasó el domingo a disposición del juzgado de instrucción de guardia, cuyo titular decretó el ingresó en prisión por un delito de lesiones graves. La víctima, de 60 años, se recupera en el Hospital Central de Asturias (HUCA) de las lesiones sufridas. Según explicaron ayer desde la Comisaría, evoluciona favorablemente.

De acuerdo al relato policial, los agentes acudieron al Hospital de Jove después de que un taxista comunicase que había trasladado al centro hospitalario a un herido con múltiples contusiones. Fue una mujer que había salido pronto de casa para correr la que encontró al herido caminando por la calle. Estaba descalzo y presentaba magulladuras en la cabeza y la cara. La mujer le preguntó si necesitaba ayuda, a lo que el afectado le respondió que le pidiese un taxi. Fue llevado inicialmente a Jove y desde allí derivado en ambulancia al HUCA por el agravamiento de las lesiones neurológicas que presentaba y por sufrir hemorragias internas.

«Debido al estado en el que encontraba, no pudo explicar el origen de sus heridas a los agentes, que en el desarrollo de la investigación pudieron averiguar que compartía piso con otro hombre y que esa noche habían mantenido una discusión por problemas de convivencia», explicaron desde la Comisaría a través de un comunicado.

Colaboración del taxista

Fue precisamente la colaboración de otro taxista -que se puso en contacto con la Policía tras recelar del aspecto desaliñado y el extraño comportamiento del cliente que había trasladado hasta la estación de autobuses de León- lo que permitió establecer un dispositivo para detener al hombre y evitar su huida a Madrid», señalaron las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Fue arrestado el domingo por la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría Provincial de León y trasladado a la Comisaría de Gijón, donde se llevaron a cabo las investigaciones. Durante su declaración ante los agentes, el arrestado explicó que el origen de la disputa «había sido que su compañero se negaba abandonar la vivienda en la que le había cobijado durante unos meses, lo que desencadenó una discusión que habían mantenido durante horas y que derivó en una agresión mutua, hasta que supuestamente la víctima le había amenazado con un cuchillo».

El acusado admitió haberle golpeado reiteradamente con un palo en la cabeza y el cuerpo. Luego, «le obligó a marcharse de casa, herido y descalzo, momento en el que fue encontrado por la viandante».

Durante el registro de la vivienda de la parroquia de Tremañes en la que sucedió el violento episodio, los funcionarios intervinieron un palo de madera con manchas de sangre, supuestamente el arma utilizada en la agresión, así como cuchillo de cocina. El detenido contaba con antecedentes por lesiones, malos tratos y resistencia a agente de la autoridad.

El juzgado de instrucción encargado del procedimiento, el que se encontraba realizando las funciones de guardia durante el fin de semana, citará a declarar a la víctima una vez que se reponga de sus lesiones y sea dado de alta en el Hospital Universitario Central de Asturias. El supuesto agresor permanece internado en el centro penitenciario de Villabona.