El Comercio

Ideas en busca de padrino empresarial

Alumnos de ingeniería que optan al plan de apadrinamiento.
Alumnos de ingeniería que optan al plan de apadrinamiento. / P. UCHA
  • Catorce proyectos de alumnos de la Escuela de Ingeniería optan a convertir sus trabajos de fin de carrera en ideas de negocio reales

Partituras que cambian el papel de toda la vida por uno electrónico, que permiten a los músicos ganar en comodidad. Guillermo Álvarez sabe muy bien lo aparatoso que es imprimirlas y transportarlas. No en vano, toca el trombón de varas en la Orquesta de Cámara de Siero (OCAS). Además, estudia ingeniería informática, así que diseñó este sistema, que presentó ayer ante el jurado del programa 'Tengo una idea'. Una iniciativa impulsada por la Escuela Politécnica de Ingeniería (EPI) en colaboración con Indra, ArcelorMittal, Izertis, Thyssekrupp, Intermark, Vice&ILP, Parque Científico y Tecnológico y Fresalin.

Profesores y representantes de las empresas son los encargados de valorar las catorce propuestas presentadas por alumnos de la EPI, que aspiran a que sus trabajos de fin de carrera o máster se conviertan en ideas de negocio reales que podrían dar lugar a compañías de base tecnológica. Cada proyecto seleccionado estará apadrinado por una firma con 1.500 euros. Si su propuesta fuera seleccionada, el estudiante deberá elaborar un prototipo de producto con la financiación recibida, así como un proyecto de empresa.

Césped de estadios

Otra de las iniciativas presentadas a 'Tengo una idea' plantea un sistema para estimular el crecimiento del césped en estadios deportivos. Se trata de «una estructura basada en espejos que reflejen la luz del sol para iluminar zonas de sombra y ayudar así a que crezca el césped», explicó Higinio Rubio, estudiante de ingeniería mecánica y promotor de esta propuesta. Los espejos actúan como una suerte de girasoles, que se mueven para captar los rayos solares. Por su parte, Cristóbal García, alumno del máster en ingeniería industrial, presentó un dispositivo de control de seguimiento de objetos. «Es un aparato que puedes colocar en un vehículo y controlar dónde se encuentra a través de una aplicación móvil», detalló.

Un sistema de geolocalización que podría resultar muy útil, por ejemplo, a empresas de transporte, tal y como explicó el estudiante. Los proyectos que optan al programa tienen, además, un carácter internacional. Se da el caso de que una de las iniciativas está firmada por dos estudiantes españoles (Antonio Lamas y Carla Martínez) y otros tres escoceses (Grant McConnachie, Michael Neilson y Campbell Simpson). Estos cinco alumnos idearon una revisión y mejora de prototipo para ascender por el interior de tuberías. Una herramienta que tiene aplicaciones en múltiples ámbitos: «Es un robot que sirve para hacer mapas, inspecciones, limpiezas, mantenimiento...), apuntó Lamas. Ideas que podrían convertirse en realidades en un futuro cercano.