El Comercio

La Policía custodia el edificio de la fiscal que sufrió el sabotaje

  • Los atacantes inutilizaron la cerradura del piso con silicona y colocaron bridas en el portal. La Brigada de Información avanza en la investigación

Policías de paisano vigilan desde hace cuatro días el portal del edificio en el que vive la fiscal Berta Fernández. El inmueble fue objeto de un sabotaje la madrugada del lunes. Las investigaciones apuntan a que los hechos estarían relacionados con el juicio a los 'nueve del Jovellanos', en el que ejerce como representante de la acusación pública. Tal y como adelantó ayer EL COMERCIO, la puerta del portal fue clausurada con bridas de plástico desde la calle. Pero el ataque no se quedó ahí. La propia puerta de la vivienda de la fiscal amaneció con la cerradura inutilizada con silicona. Las personas que perpetraron el ataque no solo sabían el portal en el que reside, sino también el piso exacto. Y, además, consiguieron colarse dentro del edificio. Los hechos están siendo investigados por la Brigada de Información de la Comisaría.

El sabotaje tuvo lugar la madrugada del domingo al lunes, justo el día que arrancaba en el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), en Oviedo. El percance se pudo solucionar antes de las 11 de la mañana, hora a la que empezó la vista oral.

La propia afectada rechazó ayer realizar declaración alguna acerca de lo acontecido en la madrugada del pasado lunes en su domicilio. Los abogados que intervienen durante esta semana en la vista oral del procedimiento judicial abierto tras la trifulca a las puertas del teatro Jovellanos sí que se refirieron al ataque sufrido por la fiscal en su domicilio.

Fue al inicio de la cuarta sesión del juicio cuando manifestaron su «más absoluto rechazo» a este tipo de comportamientos y quisieron solidarizarse con Berta Fernández. «Cosas como éstas no se pueden consentir», recalcaron los letrados de la defensa, quienes rechazaron la posibilidad de que el atentado estuviese relacionado con la causa que estos días se juzga.

Tampoco vio relación alguna Jesús Montes Estrada, 'Churruca', el principal acusado que afronta una mayor condena de cárcel -tres años- por agredir a varios agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional el 24 de julio de 2014 durante una concentración en repulsa a los ataques de Gaza. «Ninguno de nosotros conocía a la fiscal antes de que diese comienzo el juicio, así que todavía menos íbamos a saber dónde vive. Es más, nos enteramos por EL COMERCIO esta mañana -por ayer- de lo que había pasado y de que ella es de Gijón», explicó a este diario minutos antes de entrar en la sala.

Los letrados de la acusación particular aseguraron estar «preocupados» por lo ocurrido, aunque consideraron que no se puede relacionar con el proceso judicial hasta que haya detenidos. Sí les llamó la atención, reconocieron, el hecho de que el atentado se produjese ahora, pues Berta Fernández lleva varios años en el cargo sin que hubiese sufrido incidente alguno.

Temas