El Comercio

Los oricios, por las nubes

Descarga en El Globo, anoche, de los primeros oricios de la temporada.
Descarga en El Globo, anoche, de los primeros oricios de la temporada. / CITOULA
  • Fueron subastados en Vigo y han llegado a Gijón a 8,9 euros el kilo | El pasado año costaron una media de 6,5 euros, de forma que la subida en primera venta se cifra en casi un 40%

Ya hay oricios en el mercado, al menos en El Globo, uno de los establecimientos gijoneses más especializados en el sabroso equinodermo. Los primeros ejemplares fueron subastados ayer en Vigo y llegan a Gijón a un precio de 8,9 euros el kilo, lo que supone un encarecimiento próximo al 40% respecto al precio medio del pasado año. Armando Rodríguez, propietario de El Globo, manifestó ayer a EL COMERCIO que confía en que el alto precio se deba a que los inicios de cualquier campaña provocan unas subidas que posteriormente quedan atenuadas con el incremento de la oferta.

Si no fuera así, los comercializadores finales, llámense hosteleros o pescaderos, no podrán mantener los ya respetables precios del pasado año. El Globo, a modo de ejemplo, ofrece los primeros oricios a sus clientes a 14 euros la docena (kilo y docena suelen ser en el caso de los oricios términos habitualmente equivalentes), cuando el pasado año estaban a 13 euros. Se repercute, pues, uno de los 2,5 euros de subida en las lonjas.

En cualquier caso, las cotizaciones de arranque de la campaña siembran la duda sobre la repercusión que pueda tener la veda total del oriciu en Asturias, conocida hace todavía pocas semanas.

La explotación del recurso en el Principado es irrelevante en relación con consumo y gran parte de las capturas correspondían a pesca de recreo, que no puede ser comercializada. Galicia es el productor y suministrador histórico de oriecios en el mercado asturiano, de forma que no hay razón para que la veda suba la cotización. Pero los 8,9 euros de ayer hacen dudar.

Bonito a lo grande

La ampliación de las campañas que empieza a ser común hace que bonito (especie típica de verano) y oriciu (especie que requiere frío para estar en sazón) coincidan en ocasiones en los mercados.

La de bonito acaba de terminar en lo que a capturas se refiere, pero todavía hay ejemplares en las pescaderías.

LonjaGijón-Musel hizo ayer públicos los resultados de la costera, a lo grande en el sentido de que el gran tamaño de las piezas fue una de las características fundamentales. En resumen, más kilos y más recaudación que en 2015.