El Comercio

Riva negocia un crédito de 6 millones para reponer el servicio de autopista del mar

Las gestiones encaminadas a recuperar la autopista del mar entre Gijón y Saint Nazaire se centran ahora en lograr en las mejores condiciones la financiación necesaria, que pasa por sendos créditos de una entidad bancaria, por una parte, y de la sociedad pública del Principado Idepa. El mayor importe, de unos seis millones de euros, correspondería a la financiación privada, encaminada a la adquisición del buque y a su acondicionamiento, aspecto este último que sí contará con una aportación a fondo perdido (de unos 600.000 euros) por parte de la Unión Europea.

Mientras tanto, Transportes Riva prepara la inspección del barco por parte de una sociedad de clasificación de relevancia mundial, previa a la firma, en su caso, de la compra.

Fuentes próximas al proyecto manifestaron ayer a EL COMERCIO que la reforma que el barco necesita se producirá, con toda probabilidad, en Asia, por razones de coste. Hay que tener en cuenta, en ese sentido, que el barco se encuentra actualmente en Corea, país cuyos astilleros compiten habitualmente con los españoles, pero especialmente en este caso, ya que ni siquiera habría que desplazar el barco.

Objetivo 2017

Con las cosas así, todo apunta a que, en el mejor de los casos, la reanudación de la autopista del mar noo será una realidad hasta el próximo año, tanto por el acondicionamiento, que requiere un mínimo de dos meses, como por la preparación del puerto de Saint Nazaire, que ya avisó que necesita conocer con una antelación de tres meses la fecha de comienzo de la línea.

Al parecer, el puerto galo reestructuró sus muelles desde que la autopista del mar con Gijón dejó de funcionar y la antigua terminal está inutilizada, de forma que precisa también unas obras que cuentan con ayuda aprobada de la Unión Europea.