El Comercio

Una ternera con mucha pujanza

Sergio Blasco y Sergio Rama, en la caravana de 'Ternera Asturiana' presente en la Laboral.
Sergio Blasco y Sergio Rama, en la caravana de 'Ternera Asturiana' presente en la Laboral. / AURELIO FLÓREZ
  • La producción de la carne asturiana crece casi un 12% respecto al año pasado

  • Para promocionar su consumo se ha grabado en la región un recetario con cinco propuestas

La ternera asturiana sigue en plena forma. Considerada como uno de los productos estrella de la gastronomía regional, el crecimiento de esta carne sigue marcando récords de ventas dentro y fuera de nuestras fronteras. «Es complicado crecer todos los años por encima del 10%, pero cada vez llegamos a más puntos de venta y a más población, por lo que estamos razonablemente contentos», sintetiza Sergio Blasco, presidente de la marca 'Ternera Asturiana', la Indicación Geográfica Protegida (IGP) con más tirón en la región. A ojos del consumidor, por tanto, ¿qué tiene esta ternera para conquistar cada vez más paladares? «Tiene unas características de terneza y sabor tan especiales que hacen muy fácil que se pueda cocinar en el día a día. Además, para niños y personas mayores es un producto que engancha bastante fácil», sostiene.

Los datos apuntan a esta tesis. A 30 de septiembre, el volumen de kilos producidos este año ascienden a 5.009.915, casi un 12% más que en el mismo periodo del curso anterior. La producción de carne ecológica, a su vez, es otro de los nichos que la IGP más está cuidando. Su producción ha ascendido sensiblemente en el mismo espacio de tiempo debido a sus «características y connotaciones especiales», cada vez más demandadas por el consumidor medio pese a su precio más elevado. En total, se despacharon 324.069 kilos hasta el 1 de octubre, un 15% más que en 2015. Otro de los aspectos que marcan este ritmo de crecimiento es la venta exterior. El mercado nacional ya supone el 28% del consumo total, constatando esta aceptación que poco a poco se instala en los hogares de todo el país.

Una cocina en la fragua

Para dar visibilidad a todos los elementos que rodean la producción de esta ternera, desde la IGP han creado un peculiar recetario que ilustra cinco recetas cocinadas en entornos típicamente asturianos. «Son platos sostenibles, económicos y que no llevan más de 10 minutos. Mi idea es enseñar la región y cocinar de una manera sencilla para poner en valor a los 5.500 ganaderos que aglutina la marca», sintetiza el cocinero Sergio Rama, encargado de grabar estas recetas para Canal Cocina.

Entre las localidades visitadas para trabajar con la materia prima, destacan emblemáticos espacios como los Lagos de Somiedo, un molino en Cangas de Narcea, Brañagallones e incluso una fragua de Taramundi. «Aprovechamos el mismo fuego con el que se trabaja el hierro para preparar pecho de ternera a la parrilla. En los lagos cocinamos la carne con tortillas de maíz y verduras, mientras que de nuestra visita a Caso salió una hamburguesa rellena de cabrales y casín», explica el chef asturiano.

Las piezas cocinadas son de «partes de la ternera que generalmente no se usan para este tipo de recetas», una forma de dar a conocer la versatilidad de la carne picada, los escalopines o los filetes del animal que normalmente se preparan de una sola manera. La única propuesta que queda por grabar es en la playa de Gulpiyuri. En la misma arena se preparará un cachopo, que actualmente ya se postula como un «elemento culinario de interés nacional», tal y como afirma Rama entre risas.

Para darle difusión, los vídeos se promocionarán desde las distintas redes sociales de la IGP, Canal Cocina y las distintas instituciones que velan por los productos gastronómicos autóctonos. «Así, el corazón de la marca sigue latente».