El Comercio

Laviada critica la «ocultación» de que sus medianeras tendrán repercusión fiscal

Medianeras en el paso que comunica la carretera Vizcaína con la avenida de Portugal, pendientes de una obra de adecentamiento.
Medianeras en el paso que comunica la carretera Vizcaína con la avenida de Portugal, pendientes de una obra de adecentamiento. / JOSÉ SIMAL
  • Los vecinos aseguran que cuando estuvieron en el jurado del concurso de ideas «se nos dijo que era una obra que pagaba el Ayuntamiento y punto»

La Asociación de Vecinos de Laviada, a través de su presidente Florencio Martín, expresó ayer su enfado por haberse tenido que enterar, casi dos años después del fallo del concurso de ideas, que las obras de tratamiento de medianeras en la prolongación del parque de Teodoro Cuesta tendrán repercusiones fiscales para los vecinos. Esto es así porque, según explicó el viernes en la Comisión de Urbanismo el gobierno municipal a preguntas del PSOE, el dinero para llevar a cabo esa intervención estética se tramitará como una subvención en especie.

Martín destaca que este dato es totalmente nuevo y supone «un engaño o una ocultación» al vecindario afectado por esta actuación de medianeras, que permanece paralizada por el rechazo de una única comunidad de vecinos que se resiste a que esta obra tenga repercusión en sus declaraciones de la renta como sucede con todos los beneficiarios de ayudas de fachadas en la ciudad.

El presidente vecinal de Laviada, que en 2014 fue miembro del jurado que eligió el diseño 'Mar de metal' de la arquitecta ovetense Andrea Álvarez Arias, remarca que «cuando se falló el concurso de ideas «se nos dijo que era una obra que pagaba el Ayuntamiento y punto. Nunca se habló de que fuera una subvención en especie, por lo que el gobierno municipal de Foro le ha dado la vuelta a la tortilla». Sí reconoce Martín que en su momento se les explicó, aunque a posteriori, que el permiso de los vecinos que dan a la trasera de la calle Nava era necesario para poder licitar unos trabajos que estaba previsto que superasen la cuantía de 100.000 euros. Esa falta de conformidad de uno de los cinco o seis portales implicados en este proyecto, supuestamente por no querer pagar nada de IRPF, es lo que lo mantiene actualmente en animación suspendida. En realidad, la unanimidad es un requisito de la propia Ley de Propiedad Horizontal.

Marqués de San Esteban

El portavoz municipal del PSOE, José María Pérez, advirtió ayer de que siguiendo la lógica explicada anteayer por Foro en la comisión de Urbanismo «se abre la puerta a la generación de conflictos con otros vecinos». El concejal socialista considera que el problema que bloquea las medianeras de Teodoro Cuesta se puede reproducir pronto entre las comunidades de propietarios afectadas por las intervenciones en los soportales que conllevan las recién adjudicadas obras de remodelación de la calle de Marqués de San Esteban. «Allí nadie pidió autorización a los vecinos para anclar estructuras en los soportales, pese a que esto puede suponer que se les pase la factura por las obras», indicó.

Pérez puso de relieve que tanto en las medianeras de Laviada como en los falsos techos de Marqués de San Esteban «habría impacto fiscal para los vecinos, con independencia de que éste sea grande o pequeño, por elementos ornamentales». «No se trata de proyectos de rehabilitación energética», apostilló el portavoz socialista.