El Comercio

La Navidad se instala en el 'solarón'

  • Albergará una pista de patinaje sobre hielo y otra de trineos hasta el 8 de enero

El 'solarón' volverá a cobrar vida la próxima Navidad. Este espacio abierto en el mismo centro de la ciudad, que espera una venta, al menos de momento, imposible, será el centro neurálgico de las actividades lúdico-festivas programadas para todo el mes de diciembre y principios de enero por la sociedad municipal Divertia. Durante más de un mes, albergará un parque de atracciones para niños y mayores que incluirá una gran pista de patinaje sobre hielo y otra pista de trineos, ambas similares a las ubicadas el año pasado en la plaza de toros de El Bibio, pero de mayores dimensiones.

Todo empezará a ser montado en la última semana de noviembre y, como aseguró a EL COMERCIO el responsable de la empresa Even-Plus Producciones S. L., Marco Sanz, «estará a pleno rendimiento el 2 de diciembre», coincidiendo con la fecha prevista para la inauguración de la iluminación navideña.

De hecho, esta misma empresa, en colaboración con Multiocio, ya fue la responsable de la pista de hielo y de trineos colocadas el año pasado en el interior y exterior de El Bibio, que tuvieron una gran respuesta popular. Más de 50.000 personas utilizaron, en su conjunto, ambas instalaciones, lo que animó a ampliar la oferta y ofrecer a los gijoneses, para las próximas navidades, unas instalaciones con idénticos objetivos, pero de mayor tamaño.

La iniciativa del cambio de ubicación de El Bibio al 'solarón', como admite Marco Sanz, fue de la sociedad municipal Divertia que, como en el caso de la pasada Fiesta de la Sidra, busca dar utilidad a un parque céntrico creado de las 'cenizas' de la antigua estación de ferrocarril y que ofrece muchas posibilidades tanto por la ubicación como por el espacio expedito disposible.

120 patinadores a la vez

Así, la empresa Even-Plus prevé colocar estas navidades en la zona más cercana a la calle de Pedro Duro una carpa poligonal de más de mil metros cuadrados, que, en su punto central, tendrá hasta 15 metros de altura. En su interior, albergará una pista de hielo de 600 metros cuadrados (casi 150 metros cuadrados mayor que la del año pasado en El Bibio) y que será una de las más grandes de las que se instalarán este año en España. Ello permitirá, explica Marco Sanz, «que puedan patinar, de forma simultánea, hasta 120 personas y hacerlo de manera cómoda y holgada». Además, bajo la carpa se ubicarán los vestuarios para el alquiler de los patines y una zona de hostelería, que estará a cargo del establecimiento gijonés d'Quini, desde la que se podrá ver la pista y todo el ambiente de los patinadores.

La carpa será estanca y se ubicará a unos 20 centímetros del suelo, para evitar posibles problemas con la lluvia y un grupo de monitores controlarán en todo momento que las cosas discurran con normalidad e, incluso, atender cualquier posible percance, nunca descartable en este tipo de instalaciones lúdico-deportivas.

Luego, después del éxito del año pasado, la empresa apuesta también por instalar una pista de trineos, que tendrá más altura y dimensión que la de las anteriores navidades, y que contará con una plataforma deslizante del mismo material empleado en las pistas profesionales de esquí artificial, con una decoración que simula la nieve, por lo que la sensación de descender en trineos queda fielmente reproducida.

El montaje comenzará la última semana de noviembre y, además, Divertia ha dispuesto un apoyo en luces navideñas, figuras iluminadas en tres dimensiones, árboles y otros detalles para darle a todo el entorno un ambiente netamente navideño. Todo el parque de atracciones estará abierto de diez de la mañana a diez de la noche y se trabaja en ser muy respetuosos con el vecindario, hasta el punto de que la música de ambiente de la carpa se bajará de decibelios cuando sea oportuno.