El Comercio

Una ciudadana pasa ante el cartel de Cubiella.
Una ciudadana pasa ante el cartel de Cubiella. / P. CITOULA

El Principado tramitó 20 denuncias por anuncios sexistas en tres años

  • La directora del Instituto de la Mujer asegura que la queja por el cartel de Cubiella «no es una cuestión de gustos sino que incumple las leyes»

La queja recibida en el Instituto Asturiano de la Mujer por el cartel que exhibe el cuerpo semidesnudo de una mujer en el escaparate de Cubiella Informática ha sembrado un gran revuelo, pero solo es la última denuncia interpuesta ante este organismo. En concreto, fue tramitada por el Observatorio de la Publicidad e Información no Sexista, ente que depende del anterior y que, desde su puesta en marcha, ha gestionado veinte expedientes por anuncios sexistas.

La cuarta parte de las quejas evaluadas por el observatorio -creado a partir del primer Plan Estratégico para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Principado de Asturias 2013-2015- se corresponden con publicidad relacionada con locales de alterne. Cinco de las recibidas estaban motivadas por las imágenes colocadas en vallas y en sitios de internet por establecimientos de este tipo. El principal argumento, en estos casos, es que se presenta a la mujer «como reclamo sexual». En uno de estos anuncios, el observatorio señala, además, que aparece una joven «con aspecto de menor».

En libros para colorear

Pero los anuncios que incumplen la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, que entró en vigor en 2007, no se restringen a este ámbito. Tanto es aquí, que el Observatorio de la Publicidad e Información no Sexista ha llegado a recibir una queja por las ilustraciones aparecidas en libros infantiles para colorear. Dibujos que, a juicio del denunciante (un particular), «mantienen estereotipos sexistas». De las protestas no se libran siquiera materiales relacionadas con actos en favor de la igualdad.

Es el caso de la que se tramitó, en 2014, por el cartel del Día Internacional contra la Violencia de Género del Ayuntamiento de Gijón de 2013. El eslogan 'La incomunicación es fuente de toda violencia' «induce a error», según el denunciante. El Consistorio, tras recibir el informe del observatorio, reconoció «la inexactitud del lema escogido para la campaña». También fue cuestionado el letrero diseñado con motivo de la Noche Blanca del Ayuntamiento de Oviedo de hace tres años. La queja procedía de la Asociación contra la Violencia de Género Maeve y de Abogadas para la Igualdad porque «muestra el cuerpo desnudo de la mujer y no presenta relación entre el cartel y lo que éste anuncia». El Consistorio ovetense aceptó las recomendaciones ofrecidas para tenerlas en cuenta en futuras campañas.

«Publicidad ilícita»

Después de recibir denuncias de este tipo (pueden enviarse a institutoasturianodelamujer@asturias.org), el observatorio examina si incumplen la Ley de Igualdad. De ello se encarga un equipo formado por «personal técnico y una abogada con más de treinta años de experiencia», explica la directora del Instituto Asturiano de la Mujer, Almudena Cueto. En caso de que considerarlo oportuno, el organismo envía informes a las entidades denunciadas con sus recomendaciones.

No tiene capacidad punitiva, pero «en casos muy graves, damos traslado a Fiscalía», apunta la directora. De hecho, dos de las veinte quejas recibidas acabaron en los tribunales. Una se refería al nombre de una página de Facebook ('Pos te violo') y la otra a la publicidad de un club de alterne difundida en una web de eventos en Asturias. Cueto insiste en que la petición a Cubiella de retirar el cartel «no es una cuestión de gustos ni subjetiva, sino que incumple la ley».

Sobre las dos décadas que lleva la imagen en el escaparate del negocio, Cueto apunta que «estamos inmersos en cosas que nos parecían normales, pero no lo son». Pone como ejemplo que, veinte años atrás, «la violencia de género se consideraba un asunto privado, de casa», mientras ahora se reconoce como una grave problemática social.