El Comercio

Descubren droga en el trastero de un gijonés de 32 años acusado de malos tratos

  • Su pareja pidió a la Policía Nacional que la acompañara a retirar sus pertenencias del domicilio que compartían

Iban, en principio, a acompañar a una mujer víctima de malos tratos mientras ésta recogía sus pertenencias en el piso que compartía con su supuesto maltratador y acabaron descubriendo a un presunto narcotraficante. Efectivos de la Policía Nacional detuvieron el viernes a un hombre de 32 años, nacido y vecino de Gijón, después de encontrar en el trastero de su vivienda restos de cocaína y material e instrumentos para mezclar y fabricar dicha sustancia estupefaciente. El joven contaba con antecedentes por delitos contra la salud pública y por malos tratos, informaron ayer fuentes policiales.

La intervención se produjo sobre la una del mediodía del pasado viernes. Agentes de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana acudieron a la llamada de una mujer que había solicitado la ayuda policial para abandonar el domicilio que compartía con el detenido. Dichos agentes acompañaron a la mujer al trastero a recoger sus maletas y, al abrir la puerta del mismo, observaron que en el interior había «una prensa, varios botes blancos con etiquetas con la inscripción de 'Manitol' y 'Cafeína', sustancias que se suelen usar para mezcla de droga, una batidora con restos de sustancia blanca para mezclar droga, una estufa para secado y dos moldes para fabricar cocaína».

A raíz de su descubrimiento, el caso pasó entonces a manos de los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Gijón, que se encargaron de proseguir con la investigación, localizar al sospechoso y proceder a su detención.

Por otro lado, durante el fin de semana la Policía Nacional realizó quince actas de incautación de drogas, dos denuncias por tenencia de arma prohibida y tres por desobediencia o falta de consideración a agente de la autoridad.